Begaria: Diseño en la lactancia

¡Hola!

Como ya sabéis he dado de mamar durante 13 meses y conozco perfectamente la sensación que tenemos todas las madres que damos pecho al abrir el armario y pensar: “Y hoy ¿qué me pongo para poder darle el pecho a mi bebé?”

Recuerdo perfectamente el olvidarme de vestidos (ni los miraba), al igual con las blusas bonitas y sin abertura o las camisetas muy ajustadas… Durante esos 13 meses compraba la ropa pensando en el pecho y en si me iba a ser fácil o no sacarlo para amamantar a E.

Lo sé… ¡UN ROLLO! Pero queridas mamis que dais pecho, hoy os presento un proyecto que os encantará. Se trata de BEgaria el proyecto de final de carrera de Loles Rodríguez graduada en Diseño de Moda por la Escuela de Arte de Orihuela en Alicante y la cual fue ayudada en este proyecto por Ana Pertegal.

17762423-63db-4278-a93f-623254f68394

Loles decidió diseñar ropa para mujeres que dan pecho a sus hijos cuando la mayoría de sus amigas  que se encontraban en esa situación, comentaban la poca variedad de ropa para madres que dan pecho, siendo muchas de ellas camisetas y que la ropa específica para ello que gusta es muy cara. f5bd2bcc-51f1-4b09-92d1-68ef29fe7707Fue en este punto cuando Loles decidió investigar el mercado y corroboró todo aquello que decían sus amigas: las prendas  tenían el mismo corte, ausencia de diseño y eran en colores neutros.

Durante sus estudios le dijeron la siguiente frase: “La moda es un reflejo de la sociedad, es el lenguaje con el cual nos comunicamos” y, en este caso, cada vez hay más mujeres que deciden amamantar a sus hijos.

Así que Loles comenzó a diseñar,  su línea es formal y cuidada, con tejidos cómodos, donde las aperturas se encuentran en cremalleras situadas en las costuras, de manera que puedan bajarse muy discretamente (podéis ver este vídeo de Youtube)  Además para dar un toque personal ha incluido  cadenas y remaches, que le dan un aire más atrevido.

En BEgaria hay dos líneas una más tranquila pero estilosa y otra más de fiesta. A parte de esto hay una cosa que destaca de esta firma y son sus patrones que tienen en cuenta que el pecho es más grande durante la lactancia aunque ya estemos recuperando nuestra figura previa al embarazo. Y todo esto made in Spain! Podéis ver más fotos de sus diseños en su Instagram.

¿Qué os parece BEgaria?

Image and video hosting by TinyPic
 
Sígueme en FacebookTwitterInstagramPinterest y Google+

 

¿Quieres compartir este post?

Adiós lactancia, adiós

¡Hola!

La semana pasada os conté el último capítulo del destete de E, os dejo los dos post:

Historia de un destete I
Historia de un destete II

Y muchas de vosotras, al leerlo y dado que fue decisión de E, me preguntabais cómo estaba yo y cómo llevaba la situación.

Os tengo que confesar que desde el momento que decidí dar de mamar supe que algún día escribiría este post y más después de haber contado muchas historias sobre mi experiencia con la lactancia, entre ellas cabe mencionar:

Segundo mes de Lactancia Materna
El primer biberón de E (con leche materna)
10 mitos y verdades sobre la Lactancia Materna

13 meses y unos días hemos tenido de Lactancia, como muchas ya sabéis, por lo que habéis leído en el blog y por las fotos y comentarios de las Redes Sociales, siempre he sido partidaria de la Lactancia, fue algo que tuve claro desde un primer momento y la verdad es que ahora puedo decir que ha sido una lactancia exitosa.

Imagen1l

Todos los comienzos son un poco complicados, en nuestro caso fue muy bien (la subida de leche la tuve a los dos días, el agarre fue correcto, estuve 6 meses de Lactancia Materna Exclusiva y no he tenido grietas), tuve algún problemilla puntual de alguna rozadura, pero la verdad, echando la vista atrás, no me puedo quejar.

Ha sido un período bonito, mi pequeña me necesitaba, le gustaba estar en mi pecho y sentirme cerca y ¿a qué mamá no le gusta esa sensación?

Pero no todo es oro lo que reluce y la Lactancia es MUY SACRIFICADA y he tenido ocasiones en las que me sentía muy atada y condicionada (no podía ausentarme mucho tiempo por las tomas o tenía que sacarme leche si no iba a estar), pero ahora puedo decir que, a pesar de todo esto, no me arrepiento de la decisión que tomé en su momento y me siento orgullosa de haber dado pecho a mi hija.

¿Cómo me siento ahora? La verdad es que muy bien. Sabía que este momento llegaría y E me lo había comunicado durante varios meses, ya que cada vez hacía menos tomas (era progresivo), así que ya me había hecho a la idea y efectivamente, el día llegó.

Hay veces que veo a mamis dar de mamar a sus bebés y lo echo en falta, pero a la vez me siento liberada, es algo difícil de explicar porque combina dos sentimientos contradictorios.

Con respecto a mis pechos, también lo notaron y pese a tener ya la rutina de producir solo leche para una vez al día (aún me sorprende lo sabia que es la naturaleza), tuve unos días los pechos hinchados y me dolían. En un grupo de lactancia me dijeron que me sacara leche para aliviar la molestia, pero hace meses que no cojo el estractor y la verdad no me apetecía hacerlo, pero como ya he dicho antes, la naturaleza es sabia y esa leche que me molestaba se reabsorbió y la molestia y el hinchazón desapareció.

Ahora, 20 días después, mis pechos han vuelto a la normalidad, ya no me duelen y ya tienen el tamaño de antes del embarazo.

Como veis mi experiencia con la Lactancia ha sido muy buena, muchos, llegados a este punto, os estaréis haciendo la pregunta ¿cuándo tengas otro bebé le darás de mamar? La verdad es que me encantaría, pero ya sé que cambiaría algunas cositas… Pero todo eso ya se verá cuando llegue.

¿Cómo fue el destete de vuestros peques?

Image and video hosting by TinyPic
 
Sígueme en FacebookTwitterInstagramPinterest y Google+
¿Quieres compartir este post?

Historia de un destete II

¡Hola!

Hace 4 meses ya os empecé a contar el destete de E y es que yo ya sabía que aquello era el principio del fin, podéis leer la primera parte aquí. Hoy os quiero contar la segunda parte.

Empecé a notar que E se destetaba cuando ya solo quería teta por la noche y así ha estado durante 3 meses, unos meses en los que mamaba antes de dormir y una vez a mitad noche si se despertaba, ya que yo era la primera que se la ofrecía.

Después de 3 meses así, empezó a rechazar la toma nocturna, esa que nunca sabía a qué hora sería, pero que no fallaba. E se seguía despertando por la noche, pero cuando le acercaba el pecho lo apartaba y se tiraba hacia atrás y lloraba (vamos que dejaba claro que no quería teta), así que el último mes (de Noviembre a Diciembre) y después de su cumple, empezó a querer teta solo antes de dormir.

E ya hace tiempo que cena, de hecho os hice un post sobre qué dar de cenar a los bebés, así que ella cenaba, jugaba un ratito y venía a buscarme y se ponía delante de mi y se quejaba para que le diera el pecho, esa era su rutina, de hecho quería de los dos pechos antes de dormirse, con lo cual me vaciaba los dos por igual.

Hasta que el 29 de diciembre ya solo tomo leche de un pecho y al día siguiente del otro y a partir de ahí, del 30 de diciembre, E no ha vuelto a mamar y ha rechazado el pecho siempre que se lo he ofrecido (y han sido muchas veces).

El día 31 (Nochevieja) E durmió en casa de sus abuelos, así que no tuvo su teta porque yo no estaba y se ve que no la echó en falta porque el 1 cuando llegó la noche ya la rechazó y así los días siguientes. Yo se la ofrecía por las noches y ella la apartaba y hacía que no con la manita.

Imagen1
Foto de la segunda vez que E tomó pecho después de nacer.

Así que puedo decir bien alto y fuerte que mi hija ha tenido 13 meses de lactancia materna y que ha tenido un destete voluntario (porque yo nunca la he forzado a que no mame, al contrario se la he ofrecido a pesar de sus negaciones).

Os preguntaréis ¿y ahora qué leche toma? Ahí está el problema, que la leche no le mola, así que le damos yogures y queso para que tenga la dosis correspondiente de calcio (así nos lo dijo la pediatra), hay días que intentamos darle leche y bebe, pero muy poca, unos 50 ml.

También querréis saber cómo estoy yo y como he llevado el destete, pero eso os lo contaré en otro post 😉

¡Besos!

Image and video hosting by TinyPic
 
Sígueme en FacebookTwitterInstagramPinterest y Google+

 

¿Quieres compartir este post?

Beneficios de la Lactancia Materna para la madre

Existen innumerables estudios científicos que corroboran que la leche materna es el mejor alimento que una madre puede dar a su bebé.

Es un error bastante común pensar que la Lactancia solo es  beneficiosa para el bebé, cuando en realidad tiene también beneficios a corto y a largo plazo para la madre.

image

Esto permite que el momento de la alimentación de tu bebé se convierta, no solo en un proceso primitivo de supervivencia, sino en una ayuda para mejorar la salud de la madre y  recuperarse lo más pronto posible tras el parto. Es por ello que la Lactancia Materna tiene una serie de beneficios para la madre, estos son:

Recuperación postparto más temprana: Los primeros días tras el parto son muy duros, las madres experimentamos muchos cambios en nuestro propio cuerpo para volver a la normalidad: entuertos, sangrados y otras molestias. Si optamos por amamantar a nuestros bebés, es posible (se sabe que existe la probabilidad) de que estos se reduzcan. Durante el amamantamiento se produce oxitocina, una hormona que hace que el útero se contraiga para volver más rápido a su tamaño natural.

Protege de la depresión postparto. Es también la hormona oxitocina que segregamos durante la lactancia materna lo que hace que las madres sintamos apego, cariño y amor por nuestro bebé, lo que reduce la aparición de una posible depresión (que suele ser bastante común entre las madres primerizas).

Ayuda a adelgazar. La lactancia materna combinada con una dieta equilibrada y ejercicio, ayuda a perder esos kilitos de más que cogemos durante el embarazo. Además dar de mamar consume entre 450 y 500 calorías al día.

Menos riesgo de padecer un cáncer. Se ha comprobado que las madres que han amamantado a su bebé tienen menos riesgo de padecer un cáncer de mama, ovarios o útero. Por cada año de lactancia materna se reduce  hasta en un 4,3% el riesgo de padecer esta enfermedad.

Precio y tiempo.  Por supuesto la leche materna es más económica que la leche artificial porque no tiene coste alguno y además las mamás que amamantamos ahorramos tiempo  porque la leche que toman nuestros bebés no necesita preparación (cosa que se agradece mucho durante las tomas nocturnas).

Espero que esta información os sea útil si estáis pensado iniciar la lactancia materna una vez tengáis a vuestro bebé.

¡Besos!

Image and video hosting by TinyPic
 
Sígueme en FacebookTwitterInstagramPinterest y Google+
¿Quieres compartir este post?

Cómo iniciar la Lactancia Materna

¡Hola!

Sois muchas las futuras mamás que me preguntáis cómo inicié la lactancia materna y las que me pedís consejo sobre este tema, así que para todas vosotras escribo este post.

Es importante comunicar al personal sanitario que te atienden en el momento del parto que quieres amamantar a tu bebé, si las enfermaras y matronas lo saben, ya tienes un punto a favor a la hora de iniciar la lactancia materna porque ellas te ayudarán durante los días que estés en el hospital y te guiarán para que todo vaya bien.

El momento perfecto para empezar a amamantar a tu bebé es tras el parto, es bueno que nada más nacer te dejen al bebé encima de ti, piel con piel, para estimular la producción de leche materna y así crear un vínculo madre-bebé.  Además es un momento mágico y emotivo ya que ves a tu bebé por primera vez y puedes tocarlo y mirarlo. Yo recuerdo ese momento y me emociono.

Si os ponen a vuestro pequeño sobre vosotras y el bebé tiene hambre buscará el pecho para alimentarse,  este proceso es capaz de hacerlo un bebé solo, por si mismo, gracias al instinto de alimentación primitivo que tenemos. Este fenómeno (que el bebé solo repte hasta el pecho para mamar) se llama Breast Crawl. Por supuesto no todos los bebés salen hambrientos del vientre de su madre, por lo que si no busca alimento, se lo ofreceremos nosotras.

El olfato del bebé está muy desarrollado y conoce muy bien el olor de su madre, así que la primera hora tras el parto es fundamental para la lactancia materna porque asocia el alimento con su madre. La primera vez que se amamanta puede ser complicada, así que os recomiendo estar relajadas, tranquilas y cómodas.

La postura más conocida para amamantar  es sentada con el bebé sobre tu antebrazo, en esta postura, es importante tener la espalda recta para no forzarla. Una vez tengamos una posición cómoda acercaremos al bebé al pecho para que se enganche y succione. Las primeras veces es bueno que ninguna prenda se interponga entre la madre y el bebé, así ambos están piel con piel y como he dicho anteriormente se crea un mejor vínculo y por tanto el cuerpo responde mejor a la necesidad de alimentar a otro ser.

Cómo iniciar la Lactancia Materna
Imagen vía Fisiolution

Es MUY IMPORTANTE el agarre del bebé, si no se realiza correctamente, si el bebé no se engancha bien, la madre puede sufrir dolor y pueden aparecer grietas en el pezón. El agarre correcto del bebé es aquel en que cubre toda o casi toda la areola mamaria y tiene el pezón completamente dentro de su boca.

Durante las 12 primeras horas de vida, es conveniente acercar al bebé al pecho a menudo para producir prolactina, la hormona que hace que suba la leche, pero eso no significa que la madre no esté alimentando al bebé, los primeros días el bebé se alimenta del calostro, una sustancia amarillenta y acuosa, esto proporciona al bebé todo el alimento y agua que necesita durante los primeros días hasta que se tenga la subida de leche.

 La subida de leche (el momento en que el pecho produce leche) tiene lugar 3-5 días después del parto, el momento exacto depende de cada mujer, hay algunas que la tienen a los 3 días exactos y otras que tardan más, pero no hay que preocuparse, porque nuestro bebé estará bien alimentado con el calostro. La naturaleza es sabia y sabe qué es lo bueno para nuestro pequeño.

¡Besos!

Image and video hosting by TinyPic
 
Sígueme en FacebookTwitterInstagramPinterest y Google+
¿Quieres compartir este post?