Nuestra “PRE” operación pañal

¡Hola! Hace tiempo os escribí un post sobre cuándo empezar la operación pañal  y en él os conté cuáles son los hechos que nos indican que nuestros hijos están preparados para decirle adiós al pañal. También fue en ese post en el que os conté que nosotros nos lo planteamos en verano, pero E no estaba preparada.

De eso han pasado ya 6 meses y, por supuesto, durante este tiempo E ha mejorado en este tema hasta el punto en que un día su maestra nos planteó empezar a quitarlo. Así que empezamos con la “PRE” operación pañal.

Os preguntaréis por qué digo “PRE” y no directamente “Operación pañal”, simplemente por el hecho de que en este post os quiero contar el previo, es decir cómo fueron las semanas previas a quitarle el pañal y qué hicimos antes “del gran momento”.

Como ya os he dicho, un día su maestra nos escribió en la agenda que ya veían a E preparada para quitarle el pañal. Yo aún estaba dudosa, así que hablé con ella para que me explicara el porqué.

Ella también se quería sentar en el váter

Su explicación fue simple: E ve que sus compañeros se sientan en el WC, así que ella también pide sentarse, la sientan y hace pipi.

Su maestra me dijo que lo ideal era quitarlo nosotros un finde en casa y que, a partir de ahí solo llevará el pañal para dormir. De esto hace más de un mes, pero como en Semana Santa nos íbamos a Santiago de Compostela en coche e iban a ser muchas horas, preferimos esperarnos a tener un finde más tranquilo. Así pues concretamos que se lo quitaríamos el último finde de abril.

Pero claro, teníamos todo el mes de abril de por medio. Así que concretamos con la escuela infantil que si E pedía hacer pipi en el WC, le quitaríamos el pañal y la sentaríamos. Todas las veces sin excepción.

Así que este fue nuestro “PRE”. E emepezó a pedirlo bastante, había veces que se quería sentar en el orinal y otras que directamente en el váter, no tenía problema. La mayoría de las veces hacía pipí e incluso nos sorprendió con alguna caca.

Pero no solo lo pedía en casa, durante nuestra escapada a Santiago también lo pidió en varias ocasiones e incluso en casa de sus abuelos lo hacía.

Cada vez que hacía pipi/caca en el WC le aplaudíamos, chocábamos la mano y le daba un gomet que se ponía en la mano a modo de premio. Estaba encantada con todo el paripé que montábamos cada vez que iba al baño, jaja.

Así fue nuestro mes de abril

Hasta que se acercó la fecha que acordamos para quitarle el pañal. Durante esa semana insistimos un poco más con el tema de sentarla en el orinal y, además, le empezamos a decir que a partir del sábado ya no llevaría pañal y que tenía que avisar cuando tuviera pipi.

Así mismo le enseñamos las braguitas que le habíamos comprado y ella nos dijo que en su clase hay niños que no llevan pañal y que llevan braguitas (no acaba de entender eso de que las niñas lleven braguitas y los niños calzoncillos, para ella todos llevamos braguitas jaja).

El día antes de quitarle el pañal lo tenía todo claro y, de hecho, ya tenía ganas de ponerse las braguitas, pero el cambio llegó al día siguiente…

Y hasta aquí nuestro “PRE”, esto es algo que hicimos nosotros, no todos los papis tienen o disponen de tiempo para hacer un previo antes de quitar el pañal.  A nosotros nos llegó sin buscarlo y por la situación del viaje y  que buscar un finde tranquilo y sin pocos acontecimientos nos resultó un “poco complicado”. Pero, la verdad, es que fue un mes que nos vino genial para concienciarnos del paso que iba a dar nuestra pequeña y acompañarla en todo el proceso.

¡Gracias por leerme!

Sígueme en FacebookTwitterInstagramPinterest, Youtube y Google+

¿Quieres compartir este post?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *