Operación Pañal: Nuestra experiencia

¡Hola! En el último post os conté nuestra “pre” operación pañal (algo poco común, pero que a nosotros nos vino sin buscar) y en este os quiero contar  cómo ha sido la primera semana de E sin pañal. 

Sí, ¡primera semana! Y, la verdad, es que ¡ha ido de maravilla! Tenemos mucha suerte de que E se adapte bien a los cambios, aunque también diré que, como os comenté en el último post, ya se veía preparada para ir sin pañal.

Empezamos nuestra operación pañal un sábado. Nada más levantarnos dijimos adiós al pañal y hola a las braguitas. E ese día no paraba de contar a todos que llevaba braguitas y que ya no llevaba pañal. ¡Estaba emocionada!

El primer escape llegó a la media hora de llevar braguitas y fue fallo mío, lo admito. La primera vez que la senté en el orinal no hizo pis y no insistí, ella tampoco dijo que tenía pis y se mojó.

Lo bueno de que se mojara es que ella ya pilló que si no hacía pis en el orinal, se iba a mojar y además, se dio cuenta de que estar mojada no es cómodo. Así que, pese al escape… ¡punto a favor!

Ese primer día estuvimos fuera de casa, en el campo, y nos llevamos el orinal detrás (en el próximo post os hablaré de él). Cada 45 minutos – 1 hora, le preguntaba a E si quería hacer pipí, unas veces me dijo que sí y se sentó y otras me dijo que no.

Ese día tuvimos dos escapes más. Uno volvió a ser un pis (pero fue un pis chiquitín y apenas se mojó) y el otro fue caca. Con el segundo directamente tiré las braguitas a la basura porque no estábamos en casa y sé que era una mancha de esas que cuesta medio día quitar. Así que… ¡fuera!

Al día siguiente volvimos al campo y otra vez vino el orinal detrás. Ese día volvimos a tener 3 escapes, los tres de pipi. El primero tras la siesta, no llegamos a tiempo de llevarla hasta el WC… Y los otros dos porque estaba tan a gusto jugando que ni se acordó de que ya no llevaba pañal.

EL TERCER DÍA LA COSA CAMBIÓ

Dado que aprovechamos para quitarlo durante un puente, el lunes era festivo (1 de mayo), así que hicimos plan de domingo y nos fuimos a comer fuera de casa.

La salida genial, hizo pipi en el restaurante y durante el ratito que estuvimos fuera de casa no hubo escape, pero ya en casa tuvimos un pequeño escape. Solo fue uno, así que genial.

Al día siguiente volvía a la guardería. Llevé 5 mudas completas (como me dijo la maestra) y yo me esperaba las 5 de vuelta al salir del cole, pero no. Solo salió una y no fue por un escape, sino porque se sentó mal en el wc y se mojó un poco el pantalón. Al llegar a casa tampoco hubo escapes, así que tuvimos ¡EL PRIMER DÍA SIN ESCAPES!

Y fue el primero, pero no el último. El resto de días salió de la guardería como entraba, con el pantalón del uniforme seco, iba a poner que salía impecable, pero es una niña, juega y se ensucia, así que el uniforme nunca sale impecable jaja.

Mejor invitar que obligar

Además al llegar a casa pide los pipis ella, no hace falta que vaya yo detrás insistiendo en que se siente para hacer pipí, aunque sí es verdad que si veo que hace un rato que no ha pedido la invito a ir al WC. Siempre es una invitación nunca hay que obligarles.

Y por supuesto siempre que hace pipi le hago una sonrisota de oreja a oreja y chocamos los cinco y ella…¡es feliz!

Por las noches y durante las siestas sigue con pañal. Su maestra me ha comentado  que se suele levantar de la siesta con el pañal seco. Y en casa, los días que se lo hemos puesto también. Pero durante la noche la cosa cambia, tenemos algún pañal seco, pero por lo general suelen tener pipi.

Lo que hacemos es que nada más levantarse, le quitamos el pañal, se sienta en el orinal y, a partir de ese momento, ya le ponemos las braguitas.

El pañal solo para dormir

Ha entendido perfectamente eso de que el pañal es solo para dormir. Además en cuanto veamos que ya no lo moja también lo quitaremos.

Y con respecto al tema caca… Hemos tenido un escape y medio, jaja. El primero os lo he contado y fue el primer día sin pañal. Y el segundo fue  a los días de quitarle el pañal. Digo “medio” porque la pille en posición y la llevé corriendo al orinal, pero ya se había hecho un poco encima.

Tampoco hemos tenido muchas cacas, porque tal y como me avisaron, durante este periodo suelen hacer estreñirse y “evitan” el hacer caca. E pide a veces caca, la sentamos, pero no hace nada, pero en fin, tiempo al tiempo.

Como veis nos está yendo muy bien. Yo sigo un poco “obsesionada” con el tema y con que no se mee. Salgo con mudas de recambio a todos lados y, lo admito, a veces soy la pesada que no para de decir ¿vamos al wc? ¿tienes pipi? jaja. Pero vamos, creo que esto es un poco normal, sobre todo durante las primeras semanas.

¿Cómo fue vuestra Operación Pañal?

Sígueme en FacebookTwitterInstagramPinterest, Youtube y Google+

¿Quieres compartir este post?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *