4 preguntas que toda madre se hace

¡Hola!

Hoy os quiero hablar de las 4 preguntas que toda madre se hace en cuanto tiene un bebé.

Son preguntas que te haces desde el segundo uno en que le ves la carita y durante toda la vida. En mi opinión son estas cuatro:

1. ¿Estará bien?: Típica pregunta de madre y que te harás durante muchísimo tiempo, a veces durante más de dos veces al día, sobre todo cuando dejas a tu pequeño/a al cuidado de otra persona (y aunque sea la persona a la que tienes más confianza en el mundo). También será la pregunta que te harás cuando tengas a tu hijo o hijos en el colegio, en el instituto y cuando se van de casa (lo sé por la mía jeje)

image

2. ¿Será hambre?: Uy esta, esta es buena, sobre todo cuando se da pecho y la gente empieza a opinar de tu forma de alimentar a tu bebé y viene el típico “Se habrá quedado con hambre” o el “dale un biberón”, esas frases que dañan a cualquier madre lactante y que te hacen preguntarte (y eso que ya te lo pregubtabas porque tu bebé llora) si lo que tiene es hambre… Luego cuando se empieza con la comida es igual y ya ni te cuento cuando los hijos se hacen mayores y se terminan el plato en un santiamén (en estos casos la pregunta pasa a ser en voz alta y se convierte en un ¿te hago una tortilla?)

3. ¿Está bien/demasiado/poco abrigado?: Esta es muy buena, yo alucino con los bebes “cebolla” que veo por la calle…
Recuerdo que el día que me dieron el alta hablamos con un pediatra que vino a ver a E y nos dijo que la gente tiende a abrigar demasiado a sus bebés que como vamos nosotros van bien y que la mejor forma de saber si tienen frío o calor es tocando la nuca del bebé, si está muy caliente o húmeda es que el bebé está sudando, si por el contrario, está fría… habrá que abrigarlo más. Os recomiendo el truco de la nuca y menos suponer y llevar a un niño/a cebolla.

image

4. ¿Qué le pasa?: Esta señoras y señores es la madre de todas las preguntas, sobre todo cuando eres primeriza y tu bebé llora. En ese momento viene el momento “ensayo-error” le pones la teta, le cambias el pañal, miras si tiene calor/frío, lo paseas, le cantas y sigue llorando… y viene la pregunta y muchas veces no obtienes respuesta y te frustras. Pero queridos la maternidad es así no viene con hoja de instrucciones y menos aún con una de reclamaciones.

Así que si te haces estas preguntas, no lo dudes… ¡ERES BUENA MADRE!

¿Añadirías alguna pregunta de madre más?

Image and video hosting by TinyPic
 
Sígueme en FacebookTwitterInstagramPinterest y Google+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.