5 tips para escoger el carrito del bebé

¡Hola! No sé si a las que sois bimadres (o trimadres) os pasó, pero yo no paro de plantearme si vale la pena usar los productos de puericultura de E o es mejor comprar nuevos. Hay muchos, que por supuesto, puedo usar: la cuna, las sábanas, juguetes, algo de ropita…

Pero hay dos con los que no sé que hacer, uno es el carrito de bebé y otro la silla del coche. La segunda me marea por la normativa, ya que está en constante cambio y ahora (3 años después del nacimiento de mi hija mayor) las sillas han evolucionado.

La segunda es el carro de bebé. Con E usamos el trió Muum de Jané y nos encantó. Es por ello que estoy mirando el Jané Muum 2017, la nueva versión me parece súper bonita, sobre todo en gris. Lo malo es que me plantaría con dos carros, pero a esto le sigo dando vueltas.

Son muchos los tipos de caritos de bebé que podemos encontrar en el mercado. Con tantas posibilidades una puede pensar que es sencillo escoger el carrito perfecto, pero no lo es. Son varios los factores que debemos tener en cuenta a la hora de comprar el carro perfecto para nuestro bebé.

Es por ello que os he hecho una selección de cinco tips que os pueden ayudar en la selección del cochecito del bebé:

  1. Fija un presupuesto. No vayas a mirar carros de bebé sin tener un presupuesto porque te vas a liar (y mucho). Vas a ver un montón de modelos y no todos están dentro del mismo rango de precio. Así que márcate un tope. En nuestro caso eran 550€ y lo cumplimos. Con ese presupuesto fuimos a varias tiendas y le pedimos al dependiente que nos enseñara carritos de bebé que tuvieran un precio inferior a nuestro tope. Fácil y práctico.
  2. Trío o dúo. Hay marcas que ofrecen tríos: silla, capazo y grupo 0. Y otros que solo ofrecen silla y capazo. La ventaja de los tríos es que no tienes que buscar silla para el coche porque el grupo 0 te sirve, pero piensa que su uso tiene un límite (en concreto 13 kg) y si compras una silla de coche  te puede durar más porque puedes escoger una silla de grupo 0-1. Nosotros optamos por trío y más adelante compramos una silla de coche.
  3. Desmontaje y plegado. Es muy importante que hagáis pruebas del desmontado y plegado del carro. Viene genial para saber si este es sencillo y, además practicáis un poco antes de tener vuestro carrito.
  4. El tamaño importa. No dudéis en llevaros el coche a la tienda y comprobar que el carro cabe perfectamente en el maletero. Además, mejor si cabe sin tener que quitar las ruedas (luego es un rollo tener que montarlas y desmontarlas). También pensaddónde lo guardaréis en casa  para no comprar un cochecito enorme y que luego ocupe todo el espacio.
  5. Practicidad. No olvidéis que el carrito debe ser práctico. Para ello fijaos en tres cosas: las ruedas, el manillar y  la cesta. Las ruedas se dene adaptar al terreno por el que os mováis, si por ejemplo vivís en la montaña, mejor unas ruedas grandes. Del manilalr tenéis que mirar que sea regulable, viene genial si uno de los dos progenitores es alto. Y, por último, la cesta. Para mí era importante que esta fuera grande y que cupieran muchas cosas.

Con estos 5 tips ya puedes comprar distintos modelos de carrito y ver cuál es el que mejor se adapta según tus necesidades. Por supuesto no olvides mirar que sea cómodo para el bebé, ya que va a ser el que más lo use.

Sígueme en FacebookTwitterInstagramPinterestYoutube y Google+

¿Quieres compartir este post?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *