Adiós lactancia, adiós

¡Hola!

La semana pasada os conté el último capítulo del destete de E, os dejo los dos post:

Historia de un destete I
Historia de un destete II

Y muchas de vosotras, al leerlo y dado que fue decisión de E, me preguntabais cómo estaba yo y cómo llevaba la situación.

Os tengo que confesar que desde el momento que decidí dar de mamar supe que algún día escribiría este post y más después de haber contado muchas historias sobre mi experiencia con la lactancia, entre ellas cabe mencionar:

Segundo mes de Lactancia Materna
El primer biberón de E (con leche materna)
10 mitos y verdades sobre la Lactancia Materna

13 meses y unos días hemos tenido de Lactancia, como muchas ya sabéis, por lo que habéis leído en el blog y por las fotos y comentarios de las Redes Sociales, siempre he sido partidaria de la Lactancia, fue algo que tuve claro desde un primer momento y la verdad es que ahora puedo decir que ha sido una lactancia exitosa.

Imagen1l

Todos los comienzos son un poco complicados, en nuestro caso fue muy bien (la subida de leche la tuve a los dos días, el agarre fue correcto, estuve 6 meses de Lactancia Materna Exclusiva y no he tenido grietas), tuve algún problemilla puntual de alguna rozadura, pero la verdad, echando la vista atrás, no me puedo quejar.

Ha sido un período bonito, mi pequeña me necesitaba, le gustaba estar en mi pecho y sentirme cerca y ¿a qué mamá no le gusta esa sensación?

Pero no todo es oro lo que reluce y la Lactancia es MUY SACRIFICADA y he tenido ocasiones en las que me sentía muy atada y condicionada (no podía ausentarme mucho tiempo por las tomas o tenía que sacarme leche si no iba a estar), pero ahora puedo decir que, a pesar de todo esto, no me arrepiento de la decisión que tomé en su momento y me siento orgullosa de haber dado pecho a mi hija.

¿Cómo me siento ahora? La verdad es que muy bien. Sabía que este momento llegaría y E me lo había comunicado durante varios meses, ya que cada vez hacía menos tomas (era progresivo), así que ya me había hecho a la idea y efectivamente, el día llegó.

Hay veces que veo a mamis dar de mamar a sus bebés y lo echo en falta, pero a la vez me siento liberada, es algo difícil de explicar porque combina dos sentimientos contradictorios.

Con respecto a mis pechos, también lo notaron y pese a tener ya la rutina de producir solo leche para una vez al día (aún me sorprende lo sabia que es la naturaleza), tuve unos días los pechos hinchados y me dolían. En un grupo de lactancia me dijeron que me sacara leche para aliviar la molestia, pero hace meses que no cojo el estractor y la verdad no me apetecía hacerlo, pero como ya he dicho antes, la naturaleza es sabia y esa leche que me molestaba se reabsorbió y la molestia y el hinchazón desapareció.

Ahora, 20 días después, mis pechos han vuelto a la normalidad, ya no me duelen y ya tienen el tamaño de antes del embarazo.

Como veis mi experiencia con la Lactancia ha sido muy buena, muchos, llegados a este punto, os estaréis haciendo la pregunta ¿cuándo tengas otro bebé le darás de mamar? La verdad es que me encantaría, pero ya sé que cambiaría algunas cositas… Pero todo eso ya se verá cuando llegue.

¿Cómo fue el destete de vuestros peques?

Image and video hosting by TinyPic
 
Sígueme en FacebookTwitterInstagramPinterest y Google+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.