Alimentación Complementaria Mixta

¡Hola! Ya hace dos meses desde que iniciamos la Alimentación Complementaria. Como muchos de vosotros sabéis (por las RRSS) estamos haciendo una Alimentación Complementaria Mixta. Realmente no sé si esta nomenclatura existe o es de cosecha propia, pero viene siendo un mix de Baby-led weaning y triturados.

Antes de empezar a explicar nuestros motivos y cómo lo llevamos a cabo pido respeto. Tal vez te parezca una locura, que no se puede mezclar ambas cosas o que “lo estoy haciendo mal”, pero tras mucho tiempo leyendo sobre ambas formas y con la experiencia que tenemos con E (de casi cuatro años) hemos decidido hacerlo así. Tras esto prosigo.

Con E hicimos triturado, papillas de fruta, papillas de verdura con carne… Y una incorporación de alimentos tal cual nos dio la pediatra.

La práctica hace al maestro y según cómo pasaban los meses de AC de E, me di cuenta que había otra alternativa, el BLW, pero no solo eso, empecé a leer artículos sobre la incorporación de los alimentos y su relación con las alergias. En resumidas cuentas, ponía que no está comprobado que retrasar un alimento evite que produzca alergia.

Según como se acercaban los 6 meses de L empecé a leer blogs sobre BLW, seguir cuentas de BLW en instagram y seguir a nutricionistas infantiles. Me leí artículos de Carlos González y Julio Basulto, hablé con varias madres y finalmente lo tuve claro: sería mixto.

¿Por qué hacerlo mixto?

La razón más obvia: Para que pruebe todas las texturas.

Según he leído en BLW también se ofrecen alimentos triturados, como humus, lo que cambia con respecto al método tradicional es que, en este caso, es el bebé el que se tiene que poner el alimento en la boca. En el caso del humus, el bebé lo podría coger sea con palitos de pan o con una cuchara de aprendizaje (he puesto el ejemplo del humus porque es triturado, pero normalmente se suele ofrecer el humus restregado con pan para que puedan cogerlo bien).

Por tanto lo que cambia es la acción. Cuando ofrecemos triturados somos nosotros (los adultos) los que acercamos la cuchara (y por tanto la comida) al niño y en el caso del BLW es el propio niño el que se interesa y realiza el acto de meterse la comida en la boca.

Pros y Contras

Cada método tiene sus pros y sus contras, es por ello que no hemos decidido uno en concreto.

De los PROS del método tradicional (triturado) destacaría: la comodidad (se lo das dónde sea), la rapidez (el ritmo lo marcamos nosotros) y que se ofrecen varios alimentos a la vez. Entre los CONTRAS destacaría que el niño empieza a comer solo más tarde, hay veces que les cuesta dar el paso de triturado a sólido, no conocen las texturas de los alimentos y el sabor de cada uno (a no ser que se ofrezcan alimentos individuales).

Respecto al BLW entre los PROS destacaría la autonomía del niño, el desarrollo de la motricidad fina (tiene que coger él los alimentos lo que hace que desarrolle “la pinza”) y el interés por descubrir nuevos alimentos (tocar, estrujarlos, probarlos…). Entre los CONTRAS cabe remarcar que necesitan más tiempo para comer (lo suele marcar el bebé) y no es tan fácil hacer BLW fuera de casa (ojo, no digo que es imposible porque hay familias que lo hacen).

En la escuela infantil

Un contra que también tiene el BLW es el tema de la alimentación en las escuelas infantiles de primer ciclo (0-3 años). Muchas de ellas no dan la opción de hacer este tipo de alimentación o no están preparados. Esto en parte lo entiendo, tal vez por ser maestra, pero me parece normal que las escuelas infantiles no se quieran “pisar los dedos” con el tema de ofrecer sólidos si no ven una autonomía desarrollada en el niño. La razón más obvia: el atragantamiento.

Imaginad que dejáis a vuestro peque en la escuela infantil, llega la hora de comer y se atraganta, pasa lo peor que puede pasar en estos casos. ¿A quién le echaríais la culpa? Obvio a la persona que estaba a su cuidado que (ups) es su maestra.

En mi opinión es mucha responsabilidad. Para poder ofrecer BLW en las escuelas infantiles, el personal debería estar muy bien informado e incluso recibir formación en primeros auxilios. Ojo, no digo que sea una utopía, solo que habría que estar muy bien preparado. Remarco que esto es mi opinión según mi punto de vista como maestra.

La introducción de los alimentos

Tanto si hacéis BLW como triturados, la introducción de los alimentos suele ser igual. Seguro que vuestro pediatra os ha dado una serie de pautas. Yo no les he hecho mucho caso, la verdad. Pero no quiero que penséis que hago lo que me parece sin seguir unas pautas.

Cuando busqué información sobre BLW encontré este artículo de Julio Basulto en el que hablaba de las “Recomendaciones para la alimentación en la primera infancia” de la Generalitat de Catalunya (podéis encontrarla aquí) En Esta guía hay una tabla muy interesante sobre cuándo introducir cada alimento, os dejo a continuación:

Cómo veis se puede ofrecer a partir de los 6 meses: Cereales con o sin gluten (pan, arroz, pasta…), frutas, hortalizas, legumbres, huevos, carne y pescado, aceite de oliva, frutos secos chafados o molidos…

Las excepciones las tenéis en la imagen y en la guía.

Cómo lo estamos haciendo

Después de toda esta información (la cual veía necesaria que estuviera en el post), os cuento nuestra experiencia.

Sinceramente no sé calificaros cómo está siendo la Alimentación Complementaria de L. Es por ello que os voy a contar nuestros más y menos.

Con el tema de los triturados no vamos muy bien. Su principal problema: la cuchara. No la quiere ver, se la acercaos y cierra la boca a cal y canto (no sé si esta expresión se usa fuera de Valencia), pero vamos que la cierra herméticamente. Y luego vienen los giros de cabeza como si estuviera exhibiendo su melena Pantene. Un desastre. 

La única forma de conseguir que abra la boca es distraerla o darle algo en la mano para que lo intente morder y, entonces, aprovechar.

Con los sólidos vamos mejor (o eso creo). Ella toca todo lo que le ofrezco, juega, lo chafa y, algunas veces, se lo mete en la boca. Eso de comerse la mitad de lo que le pongo aún no lo hemos vivido. Me da la sensación que se cansa o que pierde el interés muy pronto.

Yo sigo intentando ambos, de hecho a veces los mezclo, la comida sólida y la fruta entera o le ofrezco algún tipo de rosquilleta o galleta (casera) en momentos puntuales del día… Si es verdad que últimamente le ofrezco más sólidos.

Algo come porque lo veo en la caca (y además han cambiado en color y textura), pero sigo sintiendo la sensación que debería comer más. Aunque bueno mientras tenga leche…

Mi miedo

Y aquí viene mi “miedo”, ella ahora suele tener un biberón de mi leche en la escuela infantil y luego come y pasa la tarde en casa. Esto en octubre cambiará. Se quedará a comer en la escuela infantil. Allí le ofrecerán triturados. Aquí viene mi “terror”. Con lo que le cuesta abrir la boca… ¿comerá? ¿llorará mucho si tiene hambre? Porque claro no estaré yo para ofrecerle el pecho después… ¿Estará bien?

Quiero hablar con su maestra para ver si le pueden ofrecer algo entero, aunque sea una zanahoria hervida mientras come la papilla, así algo comerá… En fin, ya veremos cómo va la cosa. Os iré contando en RRSS.

Sígueme en FacebookTwitterInstagramPinterestYoutube y Google+

¿Quieres compartir este post?

6 comentarios sobre “Alimentación Complementaria Mixta

  1. Que valiente Nuria. A mi me daba mucho miedo ya que alguna vez me ha dado un susto… y seguí con triturados hasta el año y ella de la noche a la mañana come de todo sin problema

  2. Nuria me viene de perla tu post!!! Me siento demasiadoooo identificada! Soy mami primeriza de una nena de 5m+1s. En octubre me reincorporo al trabajo y no podré estar con mi bebé hasta que vuelva a casa a las 17:40h aprox (desde las 7:30’que me tengo que ir para poder llegar a tiempo). He estado con LME todo este tiempo y he ido creando un mini banco de leche… digo mini porque me cuesta la vida a que me salga algo con el sacaleches y encima empecé tarde (septiembre) por tema frustración… me salen Máximo 3oz en total. Y me paso horas con el saca leches… igual lo intento y las voy congelando! Gracias a Dios mi bebé se quedará con mi suegra, pero me da muchísimo miedo que no tenga leche suficiente! Y no se q leche de fórmula darle. El 3/10 tengo cita con la pediatra y espero que me indique cómo empezar con la AC… y me decanto por hacer como tú. MIXTA!

    Soy completamente novata en esto y necesito recetas y preparación de papillas para La bebé porfiiiiis!

    Mil gracias!

    1. Pues tengo algún post de papillas de cuando le daba a la mayor, búscalas en el buscador! Y al final te marcará el bebé la leche que necesita, así que no te preocupes!!!

  3. Puff, no estoy sola y no estoy loca!! Llevo desde el lunes en el trabajo y “abandono” a mi bebe de 5 meses y medio de 9:00 de la mañana a las 20:00, bebé de leche materna exclusiva forzado a tomarla en biberón (que le está costando la vida) y con eso de que se vaya haciendo le he metido ya algo de puré y fruta (no soy mamá primeriza y esto ayuda un poco a flexibilizar…). Hace lo mismo que L, cerrar la boca a cal y canto (soy manchega y también se usa mucho). Esperaré un poco a ofrecerle sólido, con la esperanza de que algo se lleve a la boca.
    Tiene reservas, la leche materna exclusiva lo ha dejado en un percentil alto pero estoy preocupada y mucho.
    De momento se toma por la mañanas un biberón con mi leche y por la tarde un poco de mi leche con cereales (en papilla), no más de 180 ml. Ya hasta que yo no vuelvo nada más!! Poco a poco.. Una baja de maternidad hasta el año ayudaría y mucho!!

    Gracias por compartir tus miedos que al fin y al cabo son los de todas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *