Cheesecake fácil al horno

¡Hola!

Hay que ver lo que me gustan a mi las tartas… Os juro que ahora mismo no sabría deciros cuál es mi tarta favorita. Hasta hace poco era la Red velvet, pero a ella se ha unido la Carrot Cake, la de chocolate y la Cheesecake… jaja

Tenía muchas ganas de volver a cocinar una cheesecake, la última la hice en abril del año pasado, me acuerdo porque la hice para el cumple de mi marido y porque os subí la receta, titulada Tarta de queso sin gluten.

Aquella receta llevaba nata y mucho Philadelphia, esta que os enseño hoy os puedo decir que es un poco más light. La receta base la encontré en el blog de Javi Recetas, aunque yo la he adaptado un poco a mis gustos.

En la original la tarta no lleva base de galletas, pero una de las cosas que más me gusta de la tarta de queso, a parte de su suave sabor, es la combinación de una tarta esponjosa y la galleta (mmmm…).

image

Es una receta sencilla, de hecho yo la hice mientras hacía la comida y jugaba con E (a veces no sé cómo puedo hacer tantas cosas a la vez y no liarme…), pero bueno a lo que iba.

Para esta Cheescake fácil al horno necesitamos:

Para la base (opcional):

  • 1 paquete de galletas maría
  • 75 gr de mantequilla.

Para la tarta:

  • 250 gr de queso crema para untar (yo he usado uno de marca blanca light)
  • 3 yogures griegos (también los he usado de marca blanca)
  • 3 huevos
  • 150 gr de azúcar
  • 120 gr de harina (he usado el mix sin gluten de gallo, pero se puede usar harina de trigo)
  • 2 cucharaditas de levadura en polvo Royal.
  • 4 gotitas de esencia de vainilla (opcional)

Precalentamos el horno a 175º arriba y abajo (sin ventilador).

Primero que todo procesamos las galletas hasta hacerlas arenilla, para este paso yo utilizo la batidora de mano y el accesorio picador.

Derretimos la mantequilla y la añadimos junto con la galleta y lo removemos con el mismo accesorio de la batidora. No se queda una masa muy consistente sino que la arenilla se ve algo mojada por la mantequilla. Echamos esta mezcla al molde (al cual le hemos pasado un poco de mantequilla para que no se pegue), la esparcimos bien y lo metemos en el horno unos 10min (lo que tardamos aproximadamente en hacer la mezcla de la tarta).

Mientras tenemos eso en el horno, en un bol ponemos los huevos y el azúcar y batimos con unas varillas hasta que tenga algo de espuma, incorporamos el queso y los yogures y batimos. Una vez estén los ingredientes bien integrados echamos la harina y la levadura sin dejar de batir hasta que tengamos una mezcla homogénea.

Sacamos el molde del horno, echamos la mezcla de la tarta y lo horneamos durante 40-50 min. Este paso depende mucho del horno y del material del molde, por ejemplo yo he usado un molde de metal. Para saber si la tarta está hecha podemos meter un palillo y si ésta está lista el palillo saldrá seco.

Cuando la tarta esté horneada solo tienes que sacarla del horno y dejar que se enfríe antes de desmoldarla. La podéis servir tal cual una vez ya se haya enfriado o meterla en la nevera un ratito para que se enfríe.

Así mismo la podéis acompañar de chocolate, miel o mermelada por encima o sin nada, ya que tiene un sabor suave y dulce.

Se conserva bien en la nevera un par de días.

¿Os animáis a preparar esta cheesecake fácil?

Image and video hosting by TinyPic
 
Sígueme en FacebookTwitterInstagramPinterest y Google+
¿Quieres compartir este post?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.