Cómo introducir las lentejas

¡Hola!

Las legumbres son una parte muy importante de la alimentación, muchos pediatras aconsejan introducirlas a partir de los 10 meses, otros a partir del año y hay una última corriente que dice a partir de los 6.

En mi opinión a los 6 meses es muy pronto, ya que el estómago del bebé no está preparado para digerir este tipo de alimento (si para nosotros es costoso, ¡imaginad para ellos!)

Así que nosotros empezamos a introducir las legumbres a los 10 meses y os preguntaréis y ¿por dónde empezaste?

Las legumbres más suaves son los guisantes y las lentejas, así que es conveniente empezar por ellas, hoy en concreto vamos a hablar de las segundas.

lente

Como ya he dicho empezamos con las legumbres cuando E cumplió los 10 meses y empezamos por las lentejas. La pediatra me recomendó darle lentejas sin piel porque son más fáciles de digerir, pero… la primera vez que le hice lentejas me equivoqué y le di de las nuestras (suelo utilizar las pardina rápidas).

Lo que hice fue preparar varias verduras (tomate, cebolla, patata, calabaza y zanahoria) y un muslo y contramuslo de pollo, todo lo pelé, lo enjuagué y lo puse en una olla normal, lo cubrí con agua, le eché dos puñados de lentejas y lo tuve en el fuego una hora.

Así de simple y fácil fue la receta que le hice con lentejas. Una vez estuvo hecho, lo separé en varios recipientes (siempre hago para dos días o tres) y la ración que se iba a comer en el momento la pasé por la turmix y ella se la comió muy a gusto, de hecho… ¡le encantó!

Así que a partir de ahí, a parte de las lentejas que le hago yo, ha comido potitos de lentejas y ¡genial! Lo malo es que de momento no puedo hacer lentejas para los tres y me toca separar su parte, ya que a nosotros nos gustan con jamón y choricito jaja

¿Qué tal os fue a vosotros con las lentejas?

Image and video hosting by TinyPic
 
Sígueme en FacebookTwitterInstagramPinterest y Google+

Un comentario sobre “Cómo introducir las lentejas

  1. Hola!
    Nosotros las introducimos hace poco en su dieta y la verdad es que le encantan. Se las damos tal cual, de nuestro plato y la niña se relame. El primer día, mi marido se fue a comer con sus padres y la peque y había lentejas, a ella se le iban los ojos, así que me mandó un mensaje y me preguntó si la niña ya podía comer lentejas. Le dije que sí, que no había problema y me mandó una foto super divertida con la niña comiendo lentejas. Al final le pusieron un platito pequeño solo para ella 🙂
    Y ahora, cuando vamos a casa de mi suegra, si hay lentejas, ella se lleva un plato!

    Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.