Cómo organizar una sesión Smash Cake

¡Hola! Hoy vengo con un post sobre cómo organizar una sesión Smash Cake lowcost. Para los que no lo sepáis, es una sesión de fotos en la que los protagonistas son un bebé/niño y una tarta.

La sesión consiste en poner al niño delante de la tarta y hacerle fotos mientras se la come y/o la destroza. Las fotos que salen de estas sesiones son muy divertidas. Normalmente esta sesión se hace antes del primer cumpleaños, pero nosotros no la hicimos, cosa que me dejó con  ganas de organizar una y la hemos hecho antes del segundo cumpleaños. ¿Quieres saber cómo la organizamos?

Primero que todo hay que decidir dónde hacerla. Podemos optar por hacer una sesión exterior o interior. En el primer caso una localización perfecta es un parque o paraje natural. En el segundo caso podemos hacerla en nuestra casa, en casa unos familiares o en un local (ya sea nuestro, de un amigo o alquilado).

Nosotros decidimos hacerla en casa, en concreto en el salón, lo que hice fue apartar el sofá y la mesa de centro y dejar una zona amplia para poder llevar a cabo la sesión.

En segundo lugar debemos pensar el montaje. En nuestro caso dividí el montaje en tres partes: el fondo, la decoración y el vestuario.

Como fondo usamos un mantel blanco de hule (el típico mantel que se usa para poner debajo de un mantel de tela y evitar que se pique/moje la mesa en caso de derrame). éste lo pegué sobre la pared de piedra del salón con cinta de carrocero (la de pintar) e intenté que hubiera el mismo trozo de mantel sobre la pared y sobre el suelo.

El fondo puede ser un trozo de tela o la misma pared. Una de las razones por las que usamos este mantel es por la facilidad para lavarlo tras la sesión.

En cuanto a la decoración, decidí hacerla en tonos blancos y fucsia, para ello escogí: flores de papel de diferentes tamaños, globos y una guirnalda de papel. Todo ello lo compré en un bazar chino, incluido el soporte para la tarta que era de cartón azul y lo pinté de blanco con spray para que quedara bien con los colores del resto de la deco.

El vestuario lo tenía claro desde hacía tiempo, sabía que E iba a llevar unos tutús y un lazo. Así que compré un tutú fucsia (el blanco ya lo teníamos) y una diadema con un lazo. ¡Estaba para comérsela!

La tarta fue de elaboración propia, como ya he dicho fue una sesión lowcost, y opté por una Naked Cake Fácil, de la cual ya os he publicado la receta.

Todos los detalles en conjunto quedaron muy bien y E se portó como una auténtica modelo, eso sí, no rompió la tarta como yo me imaginaba, pero gracias a la fotógrafa, que fue Noelia Mollá (mi hermana), tenemos una fotos… ¡preciosas!

Os dejo a continuación el vídeo en el que os enseño la decoración/vestuario y un trozo de la sesión:


Image and video hosting by TinyPic

Sígueme en FacebookTwitterInstagramPinterest, Youtube y Google+

¿Quieres compartir este post?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.