Consejos para estudiar con hijos

¡Hola! Si hay algo que me habéis preguntado en los últimos meses es cómo he conseguido estudiar una oposición con dos hijas. Ha sido difícil, eso no lo niego, pero no imposible. Es por ello que quiero compartir con vosotros una serie de consejos para estudiar con hijos.

Primero que todo os tenéis que plantear si realmente lo que queréis es estudiar. No vale un “no tengo nada que hacer me pongo a estudiar”. Hay que estar seguro porque, si se hace bien, se va a sacrificar mucho.

Os pongo en situación. Me presenté a las oposiciones de maestros de 2018. Éstas tuvieron lugar en los meses de junio-julio. Di a luz el 21 de enero de 2018. Durante unos meses estudié embarazada y el resto con una recién nacida. Los siguientes consejos están basados en mi experiencia personal.

Planificación

El punto más importante para conseguir estudiar cuando ya eres madre/padre es tener una buena planificación. ¿Cuántos meses tienes para estudiar? ¿Cuánto tiempo puedes dedicar? ¿Cuántos temas quieres aprender? Todo esto hay que pensarlo y plasmarlo sobre un planning. En mi caso la planificación me la marcaron un poco en La Pizarra Opositores, academia a la que me apunté para preparar la oposición y en la cual hice una preparación online.

Ellos me enviaron su planificación, pero a mí, personalmente, no me cuadraba porque justo a mitad iba a tener un bebé. Es por ello que hablé con mi preparadora de la academia y reorganizamos mi planificación. Mi fecha probable de parto era en enero. Así que desde octubre (que empecé la academia) hasta diciembre me dediqué a hacer toda la programación que tenía que presentar en la oposición.

Con eso me quité un trabajo (mejor dicho trabajazo) de encima. ¿Qué me quedaba? Los temas y preparar el supuesto práctico. A estas alturas del post ya os habréis dado cuenta de las partes que constituyen la oposición de maestros, pero os hago un repaso:

  1. Temas. Son 25. La academia me facilitó un temario hecho y material extra. Con esto yo tenía que “hacer” mi propio tema. Lo que los opositores solemos decir “hacerlo mío”. El primer tema me lo dieron nada más empezar en octubre y el último me lo colgaron en la plataforma la primera semana de mayo.
  2. Supuesto práctico. Durante la oposición hay una prueba en la que te ponen una situación escolar y el opositor tiene que “resolverla”, es decir tiene que crear una propuesta teniendo en cuenta las características que se especifican en el supuesto.
  3. La programación. Se entrega una programación de un curso escolar de elaboración propia, esta contiene 15 Unidades Didácticas adaptadas a un contexto concreto (el que el opositor haya decidido).

Cada semana me organizaba y me hacía el tema de esa semana. Así mismo realizaba el supuesto que cada semana me colgaban en la plataforma y se lo enviaba a la preparadora. Solo haciendo el tema y su esquema ya retenía mucha información. Estudiar de “memoria” lo empecé a hacer en marzo, nada más pasar fallas. Me planifiqué los temas y empecé a meterles caña.

Os recomiendo que no planifiquéis a largo plazo, es mejor hacerlo mes a mes e incluso quincena a quincena. Al final, cuando llegó mayo, yo iba semana a semana, así me marcaba metas concretas y las cumplía.

Por último comentaros que la planificación siempre debe ser flexible.

Adaptación

Cuando tienes hijos tienes que saber adaptarte a las diferentes situaciones. En mi caso fue pasar de poder estudiar todo el día a compartir los estudios con una recién nacida. Me tomé unos días de relax, en concreto una semana.

Después aprovechamos la baja por paternidad de mi marido para organizar mi estudio. En aquel momento se tenía 4 semanas de baja por paternidad. Él se tomó una semana entera (sin ir a trabajar) y después trabajó media jornada, por lo que pudimos alargar a seis semanas, las tres semanas que quedaban.

Por la mañana estaba con L y yo podía encerrarme a estudiar, solo me molestaba si la niña tenía hambre. Según como pasaron las semanas L empezó a hacerme compañía. La ponía en la hamaquita, en la alfombra o en el nido a mi lado y me hacía compañía.

Ahora me doy cuenta que se adaptó a esa forma de vida, es lo que conoció nada más nacer y, debo reconocer, que L de bebé era muy tranquila y me dejaba hacer mucho. Ahora (que ya gatea y se quiere poner de pie) lo tendría más complicado.

Con hijos una planificación no puede ser cerrada, hay que adaptarse. Y habrá días que se podrá hacer más y días que menos. Esto hay que tenerlo claro y no agobiarse.

En mi caso hice y “rehice” planes, me adaptaba al día, si algo no lo podía hacer en un momento concreto, lo hacía en otro. Aprendí a aprovechar los momentos y si tenía media hora que podía aprovechar, lo hacía.

Motivación

Es muy importante estar motivado. Hace unos días ya os publiqué un post sobre esto, os lo dejo enlazado aquí. No dejéis de leerlo.

Ayuda

Como ya he comentado, mi marido fue un gran apoyo durante el estudio. Él también reorganizó su día a día acorde a mi planificación y mis horas de estudio. La verdad es que entre los dos sacamos un buen horario y, después de tener a L, podía tener perfectamente 3-4 horas de estudio al día.

Según como se acercaba la fecha de la oposición incrementé las horas de estudio. L tenía más o menos marcados sus horarios de siestas, por lo que podía aprovechar esos momentos. También empecé a aprovechar las noches para estudiar y pedí ayuda a otros familiares para disponer de más tiempo. Aunque fuera solo una hora y media más al día.

Empezamos con la lactancia materna diferida, lo cual me venía muy bien para no cortar el estudio. Me sacaba la leche y se la ofrecían a la pequeña. Tenéis el post con nuestra experiencia aquí.

No dudéis en pedir ayuda. Cuesta, pero hay que hacerlo. Siempre viene bien que alguien pueda estar con los peques y poder estudiar con tranquilidad un rato. Os sabrá mal (y es normal), pero pensad que es una etapa, que cuando pase el examen, la oposición, la prueba… tendréis todo el tiempo del mundo para ellos.

Organización

Dividir tareas de casa, recoger a la mayor del colegio, pasear a la pequeña, hacer varias comidas (y guardarlas en tuppers) los domingos  también ayudó mucho a seguir con la planificación que me iba marcando.

Hay que marcarse prioridades y estas hay que ponerlas en común en el núcleo familiar. Cuando uno se propone estudiar algo tan sacrificado como una oposición, la pareja debe de estar de acuerdo, ya que muchas veces las tareas y responsabilidades tendrán que recaer sobre él/ella.

Así mismo explica a tus hijos que tienes que estudiar, que estás preparando una prueba para tener un futuro mejor. Yo se lo expliqué a la mayor y lo entendió. De hecho me solía preguntar cómo iba mi examen.

Desconexión

Y por último, busca momentos para desconectar. Aprovecha que tienes una familia, juega con los niños.

Intenta no pensar en todo lo que tienes que estudiar cuando estés con los niños, porque lo único que conseguirás será frustrarte y no disfrutarás del momento con ellos. Y ellos nos necesitan. Que el rato con ellos sea tiempo de calidad.

También se pueden hacer descansos cortitos en la zona de estudio, yo los hacía cuando me tocaba amamantar a L.

¡Espero que estos consejos te sirvan!

Sígueme en FacebookTwitterInstagramPinterestYoutube y Google+

¿Quieres compartir este post?

7 comentarios sobre “Consejos para estudiar con hijos

  1. Uff que identificada me siento con tu post!!!
    Estoy estudiando online para auxiliar a enfermería, empezé y me quedé embarazada teniendo ya a mi chiquilla de 8 años ( a la que la pongo a estudiar a mi lado, que vea la implicación 😅) y mi bebé nació entre libros el pasado Marzo….
    Sigo hacie do asignaturas y trabajos, no es tarea fácil!! Menos mal del apoyo de nuestros maridos!!
    Gracias por tus vídeos i escritos, con ellos me da un empujón muy positivo para seguir! No estoy sola!!
    Gracias!!
    Un saludo!
    Aida

  2. No es una tarea nada facil, pero con motivación y una buena organización se consigue hacerlo.
    Aprovecho para invitaros a visitar nuestra web de alfombras artesanales para los dormitorios de adultos y peques. Son totalmente hechas a mano y fruto de un proyecto social que se basa en el comercio justo.

    Saludos. 🙂

  3. Muchas gracias por tus recomendaciones. Estoy en una situación parecida para el 2019 con la diferencia de que voy a tener gemelas! Sé que va a ser muy duro pero tengo que intentarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *