El aceite de almendras para el embarazo
Aceite de almendras
Foto: Phaedra Botanicals en Unsplash

El aceite de almendras para el embarazo

¡Hola! Ya hace tiempo que quería hacer este post para comentaros mi experiencia con el Aceite de almendras dulces.

Uno de los miedos de toda embarazada son las estrías, no queremos que nos aparezcan esas marquitas que muchas veces no se quitan y que se forman en nuestra piel debido a los cambios de peso.

Estrías y otras consecuencias del embarazo

En el embarazo suelen aparecer en los pechos, barriga y glúteos. Lo mejor para prevenirlas es tener la piel muy, muy hidratada, para ello podemos usar cremas específicas, aceites, cremas hidratantes…

Si buscáis por internet encontraréis muchos productos para combatirlas, algunos, de hecho, son exclusivos para evitar las estrías en el embarazo.

Los que me seguís en las redes sociales, ya habréis visto los cuidados que he ido siguiendo, ya que no he usado la misma crema durante todo el embarazo, para los que no lo visteis, os cuento que usé hasta el sexto mes la crema Nivea creme, la del bote azul de toda la vida y a partir del sexto mes y hasta ahora, uso la crema antiestrías de Suavinex.

Pero hace un mes que a parte de la crema, me pongo varias veces por semana Aceite de almendras dulces. En mi caso compré el de la marca Deliplus (Mercadona) y la botellita me costó unos 3€.

Propiedades del aceite de almendras

  • Proporciona elasticidad en la piel.
  • Regenera e hidrata la piel.
  • Alivia irritaciones.
  • Previene estrías.

¿Cómo se utiliza?

Lo ideal es hacer masajes circulares con el aceite en la zona que queremos tratar hasta su total absorción (cuesta un poquito) pero luego veréis que tenéis la piel súper suave.

A parte de en las zonas donde salen estrías en el embarazo, yo me lo he puesto en los pies (con solo una vez note un cambio espectacular, los tengo mucho más suaves) y en el pelo para darle brillo y suavidad (se puede poner antes de la ducha y dejarlo actuar durante 30 minutos o por la noche y te lo envuelves con una toalla o con un moño, después te lavas el pelo normal y ¡listo!)

De momento estoy muy contenta, además el precio está genial, si lo buscáis en farmacias/herbolisterías veréis que está mucho más caro y al fin y al cabo es lo mismo.

Además si sobra aceite no pasa nada porque podéis seguir usándolo después del embarazo e incluso se puede poner en el culete del bebé.

Comentaros que no he visto estría alguna debido al embarazo, de todos modos seguiré al tanto para informaros 😉

Y vosotras,  ¿habéis usado este aceite?

Participa

1 comentario