El sentimiento de querer “desconectar” del bebé

¡Hola!

Hoy os quiero hablar sobre un sentimiento que he tenido a lo largo de este primer año de maternidad, sé que muchas madres lo vivís (porque es habitual) y es por ello que escribo este post.

Todas queremos a nuestro bebé y daríamos la vida por él, pero hay días y momentos en que pasan factura las noches sin dormir, la sensación de no poder más y el cansancio y es cuando aparece en nosotras el sentimiento de querer “desconectar” de nuestro bebé. Necesitamos sentirnos lejos de lloros, de recoger juguetes, de  no tener que estar pensando en qué le haré para comer o en si voy a tener tiempo de hacer mis cosas mientras hace una siesta de 30 minutos.

image

En ese momento en que nos planteamos alejarnos del bebé y tener más tiempo para nosotras, puede aparecer el sentimiento de culpa por sentirnos una mala madre, pero no podemos dejar que este sentimiento de culpa nos obsesione.

Una de las razones más importantes por la que las madres tenemos este sentimiento es la imagen idealizada que nos enseñan de la maternidad, las madres suelen ser mujeres felices, eso es lo que nos enseñan los cuentos, las películas e incluso, actualmente, las Redes Sociales.

Seguro que seguís en Instagram o Facebook a alguna madre que siempre tiene la casa ordenada, su hijo/a va impecable y siempre está feliz, ¿sabéis que os digo? Eso es POSTUREO PURO, la maternidad vista en momentos puntuales y aunque en las fotos todo sea bonito, seguro que también tienen sus momentos malos, porque como ya os conté una vez ser madre no es un cuento de hadas.

Es igual como cuando te quedas embarazada y todo el mundo te dice “Vas a ser súper feliz” y nadie te explica la falta de sueño, el poco tiempo que te queda para tener una casa apta para visitas y las veces que vas a correr detrás de tu hijo/a y le vas a decir “¡NO TOQUES ESO!”

Cuando estás embarazada te preparas para el parto, pero no para lo que viene después y, por mucho que sepas a lo que te enfrentas o tengas amigas que te cuenten sus más y sus menos de su experiencia maternal, no es lo mismo lo que nos dicen a lo que luego vives, ya que cada bebé, cada madre y cada padre, son un mundo.

Los meses pasan y lo que pensabas que era un sentimiento propio de los primeros días vuelve a aparecer, sobre todo en las madres que, como yo, no tenemos otra ocupación (trabajo) y estamos las 24 horas con nuestro bebé. Es normal querer desconectar y yo solo llevo un año, pero sé de madres que llevan 2 ó 3 años dedicándose a sus hijos que tienen la sensación de haber perdido su individualidad, sus gustos e incluso sus aficiones.

Es por ello que  no debemos dejar de lado las cosas que nos gustan y tener otros momentos en los que no estemos al 100% pendientes de nuestros bebés. Podemos estudiar, ir al gimnasio, salir a tomar un café con las amigas, ir de cena con tu pareja o incluso seguir con tus aficiones, el tener otras cosas que hacer nos ayudará a desconectar un poco de nuestro papel de madre. Esto no es ser egoísta, las madres necesitamos sentirnos útiles para una función distinta a la maternidad y aunque a algunas os parezca una locura, muchas sienten ganas de volver a trabajar o de encontrar un trabajo y volver a sentirse útiles en su profesión (yo la primera).

Por supuesto cada madre y cada caso son diferentes y no todas las madres somos iguales y no todas vivimos igual la maternidad. Pero debemos tener claro que no somos “malas madres” por querer desconectar un ratito de nuestro bebé y volver a sentirnos profesionales en nuestro trabajo, tener un momento para mimarnos, para estar con nuestra pareja o para salir y tener una charla tranquila con una amiga mientras tomamos un café.

Y, en este aspecto, es importante hablar con nuestra pareja y familiares y explicarles nuestra situación, ellos nos conocen y nos pueden ayudar a tener esos momentos de desconexión. También es muy bueno hablar con otras madres y contarse típicas aventuras de nuestro día a día y reírse un rato de la maternidad.

Así que, querida madre, busca tu momento de desconexión y siéntete también una mujer profesional, una mujer en forma, una mujer guapa, una mujer querida, una mujer activa, en definitiva… UNA MUJER COMPLETA.

¡Besos!

Image and video hosting by TinyPic
 
Sígueme en FacebookTwitterInstagramPinterest y Google+

 

 

3 comentarios sobre “El sentimiento de querer “desconectar” del bebé

  1. Ay cómo te entiendo, tener a mi hijo es lo mejor y más bonito que he hecho en mi vida, pero siento que necesito desconectar, vivo 100% para mi Brutote, sólo hemos salido una vez sin él y lo eché tremendamente de menos, no tengo solución…
    A veces, cuando su padre se va a trabajar pienso que ya me gustaría a mi salir fuera de casa a trabajar para descansar un poco y desconectar…

  2. Hoy solo puedo aplaudirte. Me he sentido tan identificada que por momentos he pensado que estabas en mi mente. Es genial que mamis de verdad cuenten las verdades de la maternidad. Gracias Nuria.

  3. Totalmente de acuerdo contigo, de hecho las madres q estamos “solo” en casa para nuestros bebés, necesitamos estar siempre justificandonos por lo que hacemos o no…y las mamás q trabajan fuera de casa, se piensan q nos estamos pintando las uñas o de gym….tooodo el día, 😒😒 pero no cambio a mi bebé x nada😍😍

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.