Experiencia Bra Fitting en Dama de Copas

¡Hola! Hoy os quiero contar cómo fue mi experiencia en Dama de Copas, una tienda especializada en lencería que tiene un programa de asesoramiento llamado Bra Fitting, con el cual ayudan a las mujeres a escoger el sujetador adecuado para el tamaño de su pecho y para cada ocasión.

Esta idea surgió de la conversación entre dos amigas que no encontraban el sujetador perfecto para ellas. En Dama de Copas hay sujetadores de todas las tallas y un montón de modelos.

Después de muchos años se han dado cuenta de que el 99% de las mujeres que han tenido un asesoramiento Bra Fitting usaban una talla de sujetador errónea y que la mayoría de ellas decían usar la 90B, 95 B y 100 C (las más comunes) y son las que más equivocadas estaban.

La talla equivocada

Yo una de ellas. Antes de tener a E usaba una 95B, durante el primer embarazo y lactancia pasé a una 100. Entre los dos embarazos usaba una 90B y durante este embarazo 95C. Pues tras todo el asesoramiento en Dama de Copas, mi talla actual es 85BB. Otra cosa que muchas mujeres no saben es que el número hace referencia al contorno y la letra al tipo de copa.

También solemos tener la costumbre de llevar el sujetador muy suelto, tanto de contorno, como de tirantes, con lo cual no ejerce su función.

Mi Bra Fitting

El lunes pasado me dirigí a la tienda que Dama de Copas tiene en Valencia (tiene también tiendas en Madrid, Porto y Lisboa). Nada más llegar me explicaron los productos que tienen en la tienda. Hay de todo.

Sujetadores lisos, sujetadores con encaje, sujetadores con aro, sin aro, deportivos, una gama de novias, sujetadores de lactancia, sujetadores especiales para mujeres que han pasado por una mastectomía/mamoplastia, complementos para los sujetadores…

Alucinada me quedé.

Tienen la opción de Bra Fitting general, pero también tienen uno especial para mamás (con sujetadores de lactancia), uno especial para novias (que puede ser una opción perfecta para una despedida), Bra Fitting Estética (para las mujeres que han pasado por una operación estética de pecho) y el Bra Fitting Rosa (para las mujeres que han luchado contra el cáncer, las cuales podrá encontrar sujetadores sensuales, de colores e incluso bikinis).

El mío fue una combinación del general y el de mamás. Me probé sujetadores de todos los tipos. No miento si digo que me probé más de 10. De todos ellos me quedé con cuatro que me gustaron mucho. Uno de ellos uno de lactancia que es el que me he quedado porque es el que más se ajusta a mis necesidades ahora mismo.

Pero en cuanto pase el periodo de lactancia seguro que voy a por dos de encaje que me encantaron, uno de ellos el que llevo en esta foto.

El cuidado, otro error

Otro error muy común es el cuidado tras comprar un sujetador. Es decir cómo lo lavamos. Un sujetador no hace falta lavarlo tras cada puesta. Ya que lo podemos llevar más veces.

Además no se debe lavar en lavadora y menos con suavizante. Lo ideal es lavarlo a mano. Y asegurarnos que está bien seco antes de guardarlo.

Para mi fue una experiencia única y la recomiendo totalmente. Me parece un regalo perfecto para hacérselo a una amiga/familiar en estas fechas señaladas.

¿Qué os parece el asesoramiento Bra Fitting de Damas de Copas?

Sígueme en FacebookTwitterInstagramPinterestYoutube y Google+

¿Quieres compartir este post?

3 thoughts on “Experiencia Bra Fitting en Dama de Copas

  1. ¡Me encanta la experiencia! En lo del lavado ya te aseguro que me es imposible cuidarlos como debería hacerlo, pero creo que 35 años después ¡he logrado elegir bien el sujetador! Y como dices, menuda diferencia con las estrecheces que pasaba antes. Eso sí, me esperan unos cuantos años de lucir sólo sujetador de lactancia, pero bueno.

  2. Comparto lo que dices sobre Dama de Copas…para mi fue todo un descubrimiento!! Te asesoran fenomenal y por fin llevas el pecho en su justo sitio!…más que recomendable. Ahora en mi último trimestre de embarazo estoy deseosa de pedir cita para mis nuevos sujetadores de lactancia! A ver que tal…. diría que esta tienda es un antes y un después en mi vida, respecto a la locura que suponía para mi la compra de un sujetador. Saludos!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *