Mi experiencia en ECOX 4D

¡Hola! Hoy os quiero contar cómo fue mi experiencia en ECOX 4D. Con mi primer embarazo ya fui a un centro de estos, pero solo estuve 20 minutos porque fue una promoción de Mothercare. En este embarazo he tenido dos sesiones completas de ecografía emocional.

La ecografía emocional permite a los padres ver por primera vez con nitidez al bebé. Esto es beneficioso porque aumenta el nivel de concienciación del embarazo y el vínculo emocional que sienten los padres hacia el bebé.

Estas ecografías tienen la finalidad de ver al bebé: su carita, manos, cuerpecito, pies… y escuchar su latidito. No son ecografías diagnósticas. Esto hay que tenerlo claro antes de ir a uno de los centros.

En mi caso fui al centro ECOX 4D de Torrent (un municipio cercano a la ciudad de Valencia). Fui dos veces, una en la semana 18 y otra en la semana 26.

La ecografía se realiza en una sala que dispone del equipo necesario para su realización, una camilla, un sofá y sillas para los acompañantes. La luz del ambiente es tenue y, durante toda la sesión, hay música relajante de fondo.

La primera vez me acompañaron mis padres y E. Quería compartir con ellos esa ecografía porque (debido a la distancia y a los horarios de trabajo), no me habían podido acompañar durante mi primer embarazo a ninguna ecografía.

El bebé se dejó ver, pero no mucho. Además era muy chiquitina y no se apreciaban sus facciones, así que concreté con José (el especialista en Ecografía Emocional del centro) una segunda visita sobre las semanas 25-28 que se ve mejor. De esa visita me quedó con esta foto tan especial para mí:

Durante la semana 26 volvimos

A la segunda visita me volvió a acompañar E, pero esta vez también pudo venir papi. Así que fuimos los tres a ver a la nueva integrante de la familia que nacerá (si no se adelanta y eso espero) en enero.

Esta vez le costó más dejarse ver, pero cambiando de posición (de estar boca arriba a estar de lado) conseguimos que se despegara un poco de la placenta y pudimos ver su carita.

Es pronto para buscar parecidos, de hecho aún se los estoy buscando a E y tiene casi tres años… Pero la verdad es que mola mucho ver su carita y la paz que transmite estando ahí dentro toda arropadita.

Si tenéis idea de haceros una eco 4D, yo os recomiendo hacerla a partir de la semana 25 que ya se empieza  a ver todo más definido, aunque no me esperaría a que el embarazo estuviera muy avanzado (36-40) porque ahí ya empiezan a estar más encajaditos en el canal de parto.

La duración de la sesión es de una hora aproximadamente, también depende de si el bebé lo pone fácil. Aunque ya os digo que si vais y no se ve bien, os hacen otra para ver si hay suerte sin tener que pagar otra vez.

En estas dos fotos podéis ver la diferencia entre lo que vimos en la semana 18 y lo que vimos en la 26.

Y vosotras, ¿os animáis con una sesión de ecografía emocional en ECOX 4D?

Sígueme en FacebookTwitterInstagramPinterestYoutube y Google+

¿Quieres compartir este post?

2 comentarios sobre “Mi experiencia en ECOX 4D

  1. Nosotros también vimos por adelantado a mi churumbelito en Ecox 4D en Barcelona. Fue una buenísima experiencia, sobre todo comparada con la del embarazo de mi bichilla, que nos defraudó muchísimo. Una en la 19 para saber el sexo y otra en la 27 para verlo con más relleno. Aquí el t
    rato fue espectacular.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.