Experiencia: Sesión de fotos embarazada

¡Hola!
Algunos de los que me seguís por Redes Sociales, sobre todo en Twitter, recordaréis que hace unos meses os peguntaba qué opinabáis de las sesiones de fotos embarazada, quería saber opiniones de otras mamis que se la hicieron o no y su experiencia.
Sois muchísimas las que me animastéis para que lo hiciera y al final decidí hacerla, eso sí, no contraté a un fotógrafo profesional para hacerlas, sino que confié en mi hermana para que las hiciera, tiene idea de fotografía, no era la primera vez que me ponía delante de su objetivo y además hay muchísima confianza.
Y es que si no conoces a la persona que está detrás de la cámara, muchas veces echas en falta ese toque de complicidad y confianza, en mi caso y con mi hermana había incluso demasiada complicidad.
Para preparar un poco la sesión lo que hicimos fue buscar en Pinterest y en Flickr ejemplos de fotografía premamá, no hace falta deciros que encontramos una barbaridad de fotos y algunas increíbles, pero claro teníamos que ser conscientes de nuestras posibilidades y de los espacios que disponíamos para hacer la sesión.
Finalmente con una serie de ideas, unas cuántas prendas de ropa (porque no sabía qué ponerme), una cámara, su arte y el mío, empezamos a hacer fotos.
Fueron un par de horitas, pero el resultado fue muy muy bonito, ¡a mi me encanta! Y lo mejor de todo es que son muy naturales y muy nuestro estilo, jeje.Os enseño un par de ellas, hay muchas más y mucho más bonitas, pero me las guardo para mí 😉

 
 
 
Sin duda os recomiendo haceros fotos estando embarazada, es un momento único y luego tienes un recuerdo para toda la vida. Además que ya os aseguro yo que las veréis una y otra vez y no os cansaréis jeje ¡porque a mi me pasa!
¿Qué os parecen las fotos? ¿Os animáis a haceros una sesión de fotos embarazadas?
Sígueme en FacebookTwitterInstagramPinterest y Google+
¿Quieres compartir este post?

4 comentarios sobre “Experiencia: Sesión de fotos embarazada

  1. Hola! Pero qué fotos más bonitas!

    A mi me ocurrió que durante el embarazo tuve muchos problemas familiares y no me encontraba anímicamente bien como para ponerme a posar delante de una cámara. Todo el mundo me decía que me iba a arrepentir de tener tan pocas fotos así que para el último trimestre, cuando las aguas volvieron a su cauce, me decidí y me hice unos autoretratos más para complacer a algunas amigas que viven lejos que a mí.
    Y si te soy franca, me alegro mucho de habérmelas hecho, porque ahora las miro y flipo con el tamaño de mi panza, además que en unos años le enseñaré las fotos a mi hija y le podré decir que ella estuvo ahí dentro!

  2. Muy, muy bonitas tus fotos!! Y parece que toda foto de embarazada debe serlo, pero se ve cada cosa rara por ahí… por eso me gustan tanto las tuyas, porque son sencillas pero con gusto!
    Yo pretendo hacer lo mismo el día que esté embarazada. Un besote!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.