Hay vida más allá de la teta

¡Hola!

Llevo tiempo decidiendo si escribía o no este post, pero como veis me he lanzado.

No es un post informativo,es un post un poco “revolucionario” y es que esto de ser madre tiene muchos pros, pero también contras. Me ha costado un poco buscarle un título, pero sé que muchas madres estarán de acuerdo en que…

Hay vida más allá de la tetaHay algo llamado RESPETO que mucha gente no conoce, sobre todo la gente que no sé da cuenta de que es extremista y defiende su ideología sin dar opción, ni respetar las otras. Este post lo escribo poniendo voz a varias lectoras que me habéis pedido que escriba sobre el tema.

Muchas madres deciden alimentar a sus hijos de la forma más natural, con el pecho. Esto todo el mundo lo respeta, pero ¿hasta cuándo hay que alimentar al bebé con teta?

Como ya sabéis la OMS recomienda, ¡OJO! RECOMIENDA, 6 meses de Lactancia Materna Exclusiva, que yo sepa el verbo “recomendar” no es “obligar”, cada madre es libre de alimentar a sus hijos como quiera, está claro que no vas a alimentar a tu hijo de 3 años solo con chocolate, esto es de cabeza…

Pues bien, hay ciertos grupos de madres y asesoras que en cuanto hablas de introducir la alimentación complementaria antes de los 6 meses (la mayoría de veces es debido a la incorporación al trabajo) te ven como la peor madre del mundo y te sueltan eso de “Hasta los 6 meses solo teta, nada de biberones”. ¿Y los biberones de leche materna? O es ¿que una madre no puede dar a sus hijos su leche en un biberón?

Vamos a ver, cada madre es libre de incorporar los alimentos cuando ella y SU PEDIATRA, lo vean oportuno, como ya he dicho “recomendar” no es obligar.

(¡Ojo! que no estoy diciendo que esté en contra de que se lacte al bebé solo con leche materna hasta los 6 meses, en un principio es lo que yo voy a hacer, pero estamos hablando de casos de madres reales ajenos a mi persona)

Es igual como si una madre quiere destetar, por las razones que sea, a su bebé, no hay que mirarla con mala cara y decirle que no lo haga que la teta es buena hasta los dos años (recomendación de la OMS).

En el caso del pecho, no solo hay que tener en cuenta la salud del bebé, la madre es un factor muy importante en este proceso y muchos grupos no la tienen en cuenta, opinan que lo primero es el bebé sin pensar en la salud de la madre… pues chicas, ¿qué queréis que os diga? Si una madre no se encuentra bien física o mentalmente opino que NO HAY QUE OBLIGARLA.

Pasemos al biberón, sé de madres que tuvieron claro desde que se quedaron embarazadas que iban a dar leche de fórmula, ¿por hacer eso son menos madres? En mi opinión NO. Son buenas madres y seguro que quieren lo mejor para sus hijos al igual que una madre lactante. ¿Por qué no se las tiene tanto en cuenta?

Está claro que dar el pecho tiene sus ventajas, pero no por ello se es mejor o peor madre, creo que de hecho la gente juega mucho a juzgar a las madres por lo que hacen, muchas veces sin tener en cuenta la opinión de esta o sus razones.

Una de las ‘características’ que más ha de crecer en una mujer cuando es madre es la paciencia, no solo de cara a los hijos, sino también de cara a la gente que la rodea.

No os imagináis como de repente todo el mundo sabe de todo y opina de todo, es como si tú no tuvieras ni idea y te tuviera que asesorar todo el mundo, pues queridas y queridos, todos hemos sido primerizos alguna vez, esta bien aconsejar a una madre primeriza (muy propio el empezar el consejo diciendo: A mi me funcionó esto, si lo pruebas y te funciona ya me dirás) desde tu experiencia, pero porque a ti te fue bien no significa que a otra persona le vaya bien.

La maternidad está compuesta por momentos de “ensayo y error” y es bueno aprender de estos momentos y eso incluye la alimentación de nuestros hijos y, por tanto, somos libres de decidir cómo y cuándo los alimentaremos.

(¡Ojo! No estoy diciendo que haya que ser súper liberales, tenemos que tener un poco de conciencia sobre la alimentación y los pediatras son grandes aliados en estas situaciones, pero tened en cuenta que siempre podéis preguntar a otro especialista si no estáis conforme o queréis una segunda opinión)

Así que armaos de paciencia, si no estáis de acuerdo olvidad las opiniones de los grupos extremistas y de vuestra familiar/vecina/conocida que todo lo sabe y vivid la maternidad a vuestra manera.

Como ya os he comentado este es un post que no es personal, sino que es dedicado a todas esas madres que necesitan gritar a los 4 vientos que las dejen vivir su maternidad con respeto.

¿Qué opináis del tema?

Image and video hosting by TinPic
 
Sígueme en FacebookTwitterInstagramPinterest y Google+
¿Quieres compartir este post?

11 comentarios sobre “Hay vida más allá de la teta

  1. Hola Nuria, tu post me ha gustado mucho, aunque es un lado de la balanza, del otro están las que piensan Que dar el pecho es de modernas y de las que dejan llorar a los niños en la cuna por ser modernas también, y doy fe de de esos comentarios… Muy extremista todo… Mi caso ha sido un poco especial, después de un parto natural sin problemas, sin epidural, sin episotomia y rápido, a los 15 días me tuvieron que ingresar con pancreatitis a causa de piedras en la vesícula que durante el embarazo estaban muy bien puestas pero después no han parado, estuve 7 días ingresada, esta vez con mi bebé ya que era muy pequeño y me pusieron admitir en el maternal, así no perdía el pecho, pero 4 días sin comer nada y estar a base de suero, no sabíamos que pasaría, por suerte todo salió bien. Al mes siguiente se repitió, esta vez sin mi bebe, 7 días sola en un hospital, y con el saca leches incorporado a mi cuerpo para no perder el pecho, pero otros 4 días sin comer y sin bebé… Le tuvimos que dar leche de fórmula porque yo no llegaba, y mejor no quiero recordar como me sentía… Al volver a casa no hubo problema ya que mi peque es muy bueno y volvimos a la lactancia exclusiva pero al mes siguiente otra vez… Otros 6 días , pero esta vez ya no pude, por mas que sacaba no salía suficiente, y ya no podía hacer mucho más, una semana después me tuvieron que operar para quitarme la maldita vesícula y tampoco quería consentir de nuevo al peque para después quitarle el pecho, así que nada… Mi sensación fue mala, te sientes culpable, pero bueno, de todo se sale y todo pasa, ahora ya estamos con los cereales y la fruta y la semana que viene empezamos con las verduras así que bueno es otra etapa también de nuevos sabores, experiencias y sensaciones ya que todo es nuevo de nuevo. Yo ya estoy mejor pero los comentarios y las extremidades de opiniones duelen, sobre todo cuando causas ajenas son las culpables, pero bueno yo siempre he pensado que ni blanco ni negro, los grises también molan!! Jiji lo importante es un niño sano y feliz!! Eso es lo primero que tenemos que tener en cuenta

    1. ¡Muchas gracias por escribirme! me alegra que te guste, la verdad es que si que tuviste una experiencia complicada, pero como madre has sabido lo que era mejor para ti y para tu bebé y eso está genial. Besos!

  2. Pues tienes toda la razón en que hay que respetar la opción de cada madre y no dar la tabarra porque cada una hace lo que buenamente puede. Pero sí que es cierto que lo más saludable es lo que es. No es que sea peor madre la que no le da leche materna, pero al igual que la verdura es más sana que el azúcar, la leche materna lo es que la de bote. Otra cosa es que la crianza y la maternidad no la podemos reducir solo a eso ya que igual una madre le da biberón pero es infinitamente más paciente que otra que le da teta, juega más con su hijo… El error está ahí, creo yo, porque otras cosas que defínen la maternidad no se ven, no son tan obvias. En cualquier caso, según tengo entendido, no hace falta adelantar la AC por incorporarse al trabajo. Se puede dar leche materna en biberón o en vasito o leche de fórmula o las dos cosas y así seguir manteniendo, si así se desea, la lactancia materna. Un bebé, su primer año de vida es fundamentalmente lactante, de teta o de bote y la alimentación es un complemento.
    Deberíamos dejar de darnos el coñazo unas a otras y nosotras mismas informarnos bien, decidir libremente (con conocimiento si es una decisión libre) y pasar absolutamente de los comentarios de los demás.
    Me ha hecho mucha gracia el título porque tengo en mente desde hace tiempo un post con el mismo nombre pero distinto contenido.
    Un beso

    1. Eso está claro y opciones hay muchas, pero al final con la AC y la incorporación al trabajo, la gente va a lo fácil, si te paras a pensar es un poco engorroso el tema de sacarse la leche, aunque si se quiere… ¡se puede! Un beso

  3. Soy madre lactante. Mi hija tiene casi 9 meses y ahora empezaré a trabajar 40 horas, pues he cambiado de trabajo (y no voy a pedir la reducción). Se pasará casi todo el día con su padre y tanto él como yo, hemos pensado que a lo mejor, el dar la teta se estará acabando.
    Creo que cada madre es un mundo y que somos nosotras las que tenemos el instinto y el saber lo que quieren y lo que es mejor para nuestro bebé.
    Yo me empeñé en dar teta, porque así lo quise. Pero conozco a una persona que desde que se quedó embarazada dijo que no daba pecho y no por eso le he dicho que es mala madre. Ella no quiso y yo lo respeto.
    También pido que se me respete a mi, si quiero dar teta y cuando darla, no es asunto de nadie.

    Yo introduje los cereales a los 4 meses y medio y algunas me dijeron que no lo hiciera, que la teta hasta los 6 meses, solo teta. Pero yo empezaba a trabajar y no me cogía el biberón. Y no lo coge. Así que decidimos probar. La cosa no fue muy bien, porque la niña no le gustan los cereales (le hemos dado un poco de pan y dice que no). Así que nada, hice lo que creí mejor para ella. Y no me arrepiento.

    La verdad es que creo que seríamos más felices, si no nos metiéramos tanto en la vida de las demás personas, ni tampoco las juzgaramos a la ligera. ¿No crees?

    Saludos

  4. Hola Nuria.
    En mi caso, tuve que dejar el pecho a los dos meses y medio de nacer mi pequeña. Se me empezó a retirar y se quedaba con hambre así que complementaba con un biberón de fórmula. No puedo ver que mi pequeña se queda con hambre y no hacer nada al respeco. Para colmo, al final me dio una mastitis que fue horrible, así que ahí tomé la decisión definitiva de dejar el pecho.
    Escuché comentarios de todo tipo. Por un lado la gente que me entendía, pero por otro lado llegaron a llamarme inconsciente por destetar al bebé sin llegar a los 6 meses, que era mi idea inicial.
    Mi niña va a hacer 5 meses y está de maravilla. Mi pediatra me recomendó empezar con la verdura ya y está engordando genial y le encanta probar tantos sabores nuevos.

    Mi consejo es que por todas partes siempre aparecen listos que se creen que saben de todo, pero nadie va a entender mejor a una mamá que el pediatra. Mejor no escuchar otras opiniones y menos si son ofensivas.

  5. Lo que haga cada madre ha de ser por convencimiento propio, y así aunq todo el mundo opine, ella estará tranquila. Si te pasa como a la chica del comentario que la operaron solo puedo decir que ole, gran esfuerzo por luchar por lo que quería.
    Yo insistí con el pecho y noi tuve muchos apoyos, y la asesora que me ayudó, me insistió tanto en q si decidía darle biberón iba a ser bueno que no me preocupara, que me di cuenta del nivel de respeto q ella m transmitía, y q sienta genial, por lo q aprendí a q yo intentaría hacer lo mismo.
    Bss

  6. Hola! En mi caso fue justo al contrario y sigue siendo. Soy una rara por dar el pecho todavía (11 meses) y por otras tantas cosas que hago que son “de modernas” como dicen por aquí. Está claro que lo sano es lo que es, pero tan importante o mas que la leche es la salud de la madre. Si una mamá no está bien emocionalmente eso también se lo transmite al bebé y en ese caso la lactancia ya no seria tan beneficiosa. La crianza de apego, que me parece vital en los primeros dos años, debe realizarse con pleno convencimiento y si una mamá no se encuentra bien, el bebé tampoco. Debemos aprender a guiarnos más por nuestros instintos y menos por lo que dice la gente. Un beso, me gusta tu blog!

    1. María, yo también soy una de esas raritas, por seguir dando el pecho a mi peque de casi 18 meses… y las principales críticas, comentarios y miradas raras las recibo de mi propia familia (mi madre, mi suegra y mis abuelas…). Al principio se me hacía duro, sentirme juzgada y criticada por no hacer lo que hace la mayoría. Pero al final una aprende a ignorar lo que no es importante, y ya a mí ¡plin!

  7. Pufff, es que es verdad! hagas lo que hagas vas a ser criticada, y los peores enemigos somos nosotras mismas!
    Lo suyo es guiarnos por nuestro propio instinto, y aunque tampoco hay que hacer oídos sordos a los demás, sobre todo si nos habla un profesional. Si la leche materna es lo que se recomienda, no es por ser pesados o dar por saco, sino que tiene un motivo de peso y unos beneficios comprobados científicamente. Ahora cada cuál es libre de hacer lo que considere más acertado en su caso… Y no se le debe de juzgar. Porque uno no sabe si esa mujer que está dando un biberón lo está haciendo porque le supuso un mal rato tremendo intentar dar el pecho, no lo disfrutó y estuvo al borde de caer en la temida depresión postparto. Que sí, que primero está el bebé, pero para que el bebé esté bien, lo primero es que la mamá esté bien física y mentalmente, porque si no, apaga y vámonos.
    En fin, gran post, sí señor. Ya era hora de hablar alto y claro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.