Hola hijos, hola cambio de muebles

¡Hola! Con la llegada de un bebé cambian muchas cosas: los horarios, el día a día, se tiene más responsabilidad… Y, aunque parezca mentira, también cambia nuestra forma de ver nuestra casa, sobre todo su distribución.

istock_24470116_wide

Seguro que conocéis a más de una persona que tras la llegada de un hijo (sea el primero, el segundo, el tercero…) se haya tenido que cambiar de casa por falta de espacio o por la distribución que está tenía.

Es por ello que ante el anuncio de la llegada de un nuevo miembro en la familia hay que mirar bien el espacio disponible e incluso, en muchos casos, redistribuir las estancias o cambiar muebles.

Hace un tiempo os publiqué un vídeo en el que os enseñaba nuestro salón y la redistribución que hicimos de los muebles tras pintar las paredes. Gracias a esto E ha ganado una zona más amplia para jugar. Además los juguetes, aunque estén en el mismo mueble que han estado antes, invitan a jugar porque parece que estén más a la vista.

A parte de la distribución, los muebles en sí también juegan un factor importante a la hora de supervisar la seguridad de nuestros peques. Y es que llega un momento en la vida de todo padre/madre en que te das cuenta de que en casa hay muchos peligros y la mayoría de ellos son debidos a las características de algunos muebles como pueden ser:

  • Esquinas afiladas
  • Muebles bajos
  • Cajones/armarios fáciles de abrir
  • Zonas sobresalientes

Por supuesto muchos de estos “problemas” se pueden arreglar con los diferentes productos que existen para hacerlos seguros: protectores de esquinas, enganches que inhabilitan los cajones/armarios, poner objetos delante para que no tenga accesos, etc.

Pero también es algo que podemos prever antes, justo en el momento en que compramos los muebles, si nuestra idea es tener familia… ¿por qué no pensar ya en un mueble que no nos cree problemas?

Y es ahí cuando te planteas qué tal vez si lo hubieras pensado mejor, hubieras encontrado mesas de centro ideales para tu salón y sin tantos peligros, muebles con menos esquinas o con los cajones menos accesibles, pero es algo que no pensamos y luego, muchas veces, toca cambiar algo o tomar precauciones, pero si lo pensáis… Es ley de vida y a todos nos pasa.

Otro hecho que pasa mucho con la combinación de niños y muebles es la de manchas y marcas que estos tienen ya sea por derrames o porque los han pintado, es por ello que comparto con vosotros esta infografía de la gente de Menamobel con unos tips perfectos para el cuidado de los muebles (nosotros ya hemos puesto en práctica alguno):

infografia-como-cuidar-tus-muebles

Y vosotros, ¿habéis hecho algún cambio desde que tenéis niños en casa?

Image and video hosting by TinyPic

Sígueme en FacebookTwitterInstagramPinterest, Youtube y Google+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.