La alimentación de los bebés a partir del año

¡Hola!

Os he escrito ya varios post sobre la alimentación complementaria, os los dejo aquí:

Hoy os quiero hablar de la alimentación de los bebés a partir del año de edad.
image

Recuerdo que cuando empezamos con la alimentación complementaria tenía miedo, para mi era muy fácil alimentar a E, solo tenía que sacar la teta cuando ella quería jaja. Poco a poco empezó a comer más cositas y exceptuando la papilla de cereales… Se adaptó a todo muy bien.

Como ya sabéis hay varias “normas” y “recomendaciones” para que la introducción de los alimentos sea progresiva y que poco a poco nuestros bebés prueben y coman más alimentos. Al principio comen frutas y cereales, luego verduras, posteriormente carne y pescado y después ya van las legumbres y el huevo. La introducción de cada alimento depende mucho de cada pediatra (cada uno dice una cosa) y del país (no se sigue igual la introducción de alimentos aquí y en Suecia).

A partir del año se abre ante nuestros bebés un abanico muy amplio de alimentos. Ya no hay tantas restricciones y tenemos más opciones a la hora de hacerles las comidas. También a partir de esta edad es recomendable (si no lo hemos hecho ya) darles trocitos, que coman más alimentos sólidos e incluso enseñarles a comer con un tenedor.

E come sólidos casi desde que empezamos la AC, ya que, a parte de darle triturados, le daba galletas, pan, rosquilletas y alguna pieza de fruta a trocitos. Así que el tema de comer sólidos lo llevamos bien.

Las comidas han evolucionado y ahora E ya come espaguetis con tomate, macarrones, arroz al horno e incluso albóndigas, pizza y trocitos de carne. No sé si os ha pasado pero en cuanto cumplió el año me dio la sensación de tener más libertad a la hora de darle de comer y me es más fácil pensar en hacerle comidas porque la mayoría de veces come o cena lo mismo que nosotros.

A partir del año se le puede dar al bebé para comer casi de todo, exceptuando, por supuesto, los alimentos con los que se puede atragantar como caramelos y frutos secos enteros. Tampoco hay que darles muchos dulces y bollería industrial porque tiene muchas grasas y azúcares, es mejor darles un trocito se bizcocho casero que una magdalena industrial (por ejemplo) y es recomendable seguir sin añadirles azúcar y sal a las comidas. El resto con precaución y sin abusar se les puede dar perfectamente.

¡Besos!

Image and video hosting by TinyPic
 
Sígueme en FacebookTwitterInstagramPinterest y Google+
¿Quieres compartir este post?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.