Nuestra Lactancia Materna Nocturna

¡Hola! Sabía que algún día llegaría esto, el principio del fin de la Lactancia Materna. Me parece que fue ayer cuando os contaba cómo habíamos iniciado la LM y ya van 16 meses. Nunca me planteé que pudiéramos estar tantos meses compartiendo nuestro momento. Cuando estaba embarazada tenía la sensación que con L iba a durar menos que con E (que fueron 13 meses).

Pero me equivoqué. Y no solo eso. Nuestra lactancia ha sobrevivido a mi incorporación al trabajo. Cuando L tenía 4 meses recién cumplidos, me llamaron de la bolsa y tuvimos un periodo en el que nos lanzamos con la lactancia materna diferida. También hemos sobrevivido a dos inicios de mastitis y a muchos mordiscos (para evitar estos últimos os escribí este post).

Hace solo tres meses empecé con los sentimientos contradictorios sobre la Lactancia Materna típicos que aparecen en el momento en que la madre empieza a plantearse el destete. Digo típicos porque hablé con muchas mamás que pasaron o estaban pasando por esa situación. Pero vamos a centrarnos en el ahora.

Adiós tomas diurnas

En un mes hemos eliminado las tomas diurnas. Solo eran dos: la que hacía de buena mañana para desayunar y la que hacía por la tarde al salir de la escuela infantil.

Primero eliminamos la de la tarde. Descubrimos que L necesitaba comer algo al salir de la escuela infantil porque le dan la merienda muy pronto, así que le ofrecemos fruta o alguna tortita. Al principio le ofrecía el pecho y lo quería, pero con el tiempo lo rechazó. Ahora, además de darle algo al salir del cole, hemos adelantado un poco la cena.

Hace un par de semanas empezamos con la de la mañana, simplemente no se la ofrecía y ella no la pedía. Me di cuenta que nunca la pedía y si le ofrecía estaba dos minutos y se iba a jugar. Así que ahora no desayuna pecho. Para desayunar le solemos dar yogur, fruta, queso fresco… El tema de beber leche de vaca, no le mola.

El truco de “No ofrecer, no negar”

Si hay una frase que describe el destete respetuoso es esa. NO OFRECER, NO NEGAR. No le ofrecemos el pecho a nuestro peque, pero si nos lo pide no se lo negamos.

Siguiendo este consejo hemos eliminado las dos tomas que os comentaba anteriormente. Así que actualmente solo disfrutamos de la Lactancia Materna por la noche.

¿Cuántas tomas hace ahora L?

Por si os lo preguntáis L suele hacer unas tres tetas. Me explico:

  • Antes de dormir suele vaciar las dos tetas.
  • A mitad noche (3-4 de la mañana) quiere un poco más y le ofrezco un pecho.

Por eso decía lo de las tres tetas, porque cada vez toma de una. Aunque también hay noches que pide tres veces, pero sigue siendo tres tetas. Me vuelvo a explicar.

  • Antes de dormir vacía una teta.
  • Sobre la 1 vacía la otra.
  • Sobre las 4 se despierta y le ofrezco el primer pecho que me ha vaciado.

Pero llevamos unos días que alguna de esas tetas las rechaza. Hemos tenido noches en que solo ha querido una teta. Yo le ofrezco, pero ella me aparta y dice “no” (ojo que lo dice con la cabeza y de palabra).

Por la mañana me levanto con los pechos bien, no noto uno más grande que el otro y tampoco me noto mucha producción durante el día. Hasta hace un par de meses me notaba el subidón de leche cuando se me llenaban los pechos. Ahora nada, solo noto que según como va finalizando el día el pecho está más grande, pero no duro.

El próximo paso

Al ver que hay veces que le ofrezco y no quiere, he comprobado que lo único que necesita la niña a mitad noche es estar un ratito en mis brazos, que le calme y, en algunas ocasiones, beber un poco de agua.

Así que de momento vamos a seguir con nuestra lactancia materna nocturna e iremos viendo cómo evoluciona el asunto. Es decir, yo le seguiré ofreciendo y que ella decida si la quiere o no. La parte positiva de que haya dejado la teta durante el día es que ya me puedo poner vestidos, blusas y cositas sin pensar en si me podré sacar el pecho. Hay que buscar la parte positiva siempre, ¿no?

Os seguiré contando.

Fotos NMollá.

Sígueme en FacebookTwitterInstagramPinterestYoutube y Google+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.