Conociendo las nuevas Polly Pocket

¡Hola! ¿Sabíais que comparto año de nacimiento con un juguete muy  famoso de los años 90? Un juguete minimalista, con unos detalles  precisos y unas muñecas pequeñitas. Sí, hablo de las Polly Pocket que  cumplen este año 30 años y Mattel las ha actualizado lanzando una colección repleta de colores, cofres con sorpresas y las Polly Pocket de siempre, pero mejoradas.

Aún recuerdo cuando vi el primer cofre de Polly Pocket, lo llevaba una compañera mía de clase al colegio el día después de Reyes (siempre el primer día tras las vacaciones de Navidad llevábamos un juguete al cole y jugábamos con él). Me pareció un juguete pequeño, pero muy chulo, aunque yo estaba en esa época de que cuando más grandes son los regalos, más molan (Bendita inocencia). Unos cuantos años más tarde he vuelto a tener en mis manos una Polly Pocket, pero en este caso (y gracias a Madresfera) son de mi hija mayor, la cual cuando vio los nuevos cofres alucinó y no me extraña…

Ahora no para de preguntarme cuándo puede jugar con ellos (ya que al tener un bebé de 16 meses intentamos jugar cuando ella no está o está entretenida con otro juguete por el tema piezas pequeñas y seguridad).  En fin, que me lío, os cuento un poco más sobre estos juguetes.

Las nueva Polly Pocket

Cabe destacar que la muñeca tiene el mismo formato que hace 30 años, unos 3 cm, si es verdad que la Polly de antes era dura y articulada, pero la nueva versión es blandita y muy manejable. Además su material permite que se adhiera perfectamente a las superficies del cofre, por lo que se mantienen de pie o sentadas sin ninguna dificultad ¡Mola mucho!

Los complementos son otro aspecto que han mejorado, ahora podemos encontrar coches, motos acuáticas, ropita, mascotas…

Los nuevos cofres

Cada cofre esconde un minimundo, una serie de complementos u objetos  y, al menos, una muñeca. Lo que mola de este juguete es que no hace falta comprar nada aparte porque viene todo en el mismo set. Y lo mejor, todo cabe bien guardadito en el cofre, por lo que se convierte en un juguete perfecto para viajes, para salas de espera, para llevarlo siempre detrás…

Si algo llama la atención son los nuevos diseños: formas actualizadas y muy llamativas. Un flamenco, un bote de perfume, un donut o un castillo de arena son algunos de ellos. Lo que más disfrutó E fue el momento de descubrir qué había dentro de ellos y qué posibilidades escondía cada uno. Por ejemplo en el del bote de perfume descubrió que se puede poner agua a través del difusor que contiene y allí se pueden bañar las muñecas.

En este punto cabe destacar que otra novedad son los tamaños. Hay cofres más grandes, otros cofres medianos que además son sorpresa (no sabes las escenas que tiene dentro el cofre hasta que lo abres) y hay otros tamaño llavero (muy mini). Pero pese a que el tamaño del cofre cambia, el tamaño de Polly siempre es el mismo, por lo que las muñecas pueden pasar de un escenario a otro sin problema.

Lo que más me ha gustado

Sin duda lo que más me ha gustado es que es un juguete completo. En un objeto que te cabe en el bolso y lo tienes todo: el mundo, los complementos y las muñecas. Otro punto destacable es que pese a su tamaño tiene una buena precisión de sus detalles y eso es lo que hace que sea un juguete único.

Y, sobre todo, lo mejor de todo es la ilusión de E y ver cómo va abriendo cada cofre, uniendo los mundos y jugando con las diferentes muñecas inventando diálogos, situaciones y yendo de un cofre a otro.

¿Conocías las Polly Pocket? ¿Qué te parece su nuevo diseño?

Sígueme en FacebookTwitterInstagramPinterestYoutube y Google+

¿Quieres compartir este post?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.