Los “sacrificios” de ser madre

¡Hola!

Ser madre es sacrificado y… ¡bastante! Aunque parezca mentira y aunque no lo pensemos o no lo vivamos como tal, algo en nosotras cambia.

Pero no solo en nosotras psíquicamente (el instinto maternal, el de protección…) sino también en los factores que nos rodean, en concreto, he seleccionado seis aspectos/factores que sacrificamos cuando somos madres.

sacri1. El tiempo: Un día tiene 24 horas, pues cuando eres madre, esas 24 horas que antes te daban para mucho, se te quedan cortas. La mayoría de días pensarás que necesitas más tiempo, ya sea para leer una revista, organizar un cajón o pasar más tiempo con tu pareja o tus hijos. Además si tu idea es empezar algo (normalmente el “hacer ejercicio” o la dieta) lo irás posponiendo porque pensarás que hay cosas más importantes jeje.

2. El sueño: Sin duda lo que peor llevo, tener un bebé afecta a los horarios del sueño, tanto si le das de mamar como si le das biberón, ahora bien si optas por la segunda opción te puede ayudar el padre o un familiar, pero si vas a amamantar a tu bebé, te ha tocado, y es que todas las veces que se despierte por la noche tendrás que atenderlo tú mientras ves al padre durmiendo plácidamente, que dicen mucho al principio de que te ayudarán, que se despertarán… pero al fin y al cabo el bebé solo te necesita en ese momento a ti (sorry papis) Y eso no es todo, los bebés huelen que quieres descansar y el día que piensas “Venga hoy estoy hasta las 9 en la cama”, ellos deciden que a las 8 ya está bien de estar en la cama, pero esto también pasa antes de acostarse, cuando llevan tres noches seguidas que se duermen a las 9, si a la cuarta noche decides tener el momento peli en pareja en cuanto se duerma el bebé, prepárate, porque es probable que te quedes sin peli y sin momento romántico. Esa noche tu querido hijo/a decidirá dar un concierto de lloros y estará más despierto que un búho.

3. La belleza: Si antes ibas cada mes a la pelu y cada dos semanas a la esteticién o a hacerte algún tratamiento, olvídate. Sí, lo puedes seguir haciendo, pero ya no será en el momento que quieras el día que quieras, tendrás que depender de que alguien se pueda quedar con el bebé y habrá veces que tendrás tanta pereza por buscar a alguien que terminarás sin ir y esto… ¡pasa! Y las uñas… yo llevaba las uñas pintadas muchas  veced y ahora no sé ni cuando pintármelas y total si me las pinto me duran ¡nada! Jaja. El otro día me pinté las de los pies, pero porque encontré el aliado perfecto: ¡las lacas de uñas que se secan en 60 segundos!

4.La vida social. Ay amigas, qué ingenua fui cuando al poco de parir dije que seguía haciendo lo mismo que antes… ¡JA! Si yo hacía lo mismo que antes,pero al principio y hasta que me di cuenta que si continuaba así… moría.
Tus amigas te dirán de cenar por ahí y al principio dirás que sí, pero luego pensarás en las tomas, en que si tiene su horario antes de dormir, en que si no aprovecharás las horas de sueño y al final te echarás atrás  (de 5 veces que te dirán de quedar, con suerte irás a 2).
Así mismo, yo lo he notado en los eventos, al tener dos blogs iba a bastantes, pero ahora, hay muchos a los que no voy,bien por la hora, bien porque me viene mal desplazarme o tener que dejar a E.

5. Trabajo. Actualmente, yo no tengo trabajo, ni cobro paro, ni nada de nada. Estoy en búsqueda de empleo. Sí, mi hija ha tenido una lactancia materna exclusiva y exitosa durante 6 meses, en gran parte gracias a esto, sé que puedo estar con ella, que no me echará de menos y que la puedo cuidar, pero hay veces que se echa de menos el servir para algo a parte de la maternidad. Muchas os echaréis encima de mi diciendo que lo pasastéis mal en el momento de la incorporación al trabajo, pero pensad que estáis haciendo vuestro trabajo, eso que os gusta y por lo que os formasteis (si es el caso) y sabéis que cuando llegáis a casa tenéis a vuestro hijo/a para vosotras, cortáis un poco la dependencia exclusiva y además desconectáis un poco del hogar.

6. Hobby. Esto lo dejarás para lo último, yo llevo varios meses sin leer y eso que me apasiona, los blogs los llevo como puedo (este por ejemplo, lo llevo al dia  desde el móvil porque a veces encender el ordenador es misión imposible). Dicen que es solo al principio y luego con la rutina encuentras tiempo, pero yo, ahora mismo, tengo otras prioridades.

¿Cuáles son vuestros sacrificios?

Image and video hosting by TinyPic
 
Sígueme en FacebookTwitterInstagramPinterest y Google+

6 comentarios sobre “Los “sacrificios” de ser madre

  1. Bueno,
    yo pondría ” sacrificios” entre comillas, porque en el fondo, no acaban de serlo del todo dada la felicidad con la que te colman los peques. Es decir, que al final, tiene su recompensa.

    Pero sí, la vida te cambia mucho y sobretodo a nosotras… Se nos acaba el tiempo para darnos duchas largas cuando queremos, ahora te las das cuando puedes y a veces a horas que nunca hubieras imaginado y así un largo etc.

    Tengo uno de 7 y una de casi 4 ( el jueves ) y es cierto que al final, vas acomodándote a este tipo de vida y cuando van pasando los años, vas teniendo algo más de tiempo para ti y ya “te” organizas mejor, “te” porque siempre dependerás del tiempo y/o lo que tengan que hacer ellos…

    Un abrazo!

    1. Lo he puesto entre comillas adrede ☺. Si al final nos acoplamos y es lo que dices… que vale la pena!! Gracias por comentar! 😚

  2. Totalmente de acuerdo, que difícil es sacar tiempo para nosotras! Como te entiendo con el punto 5…yo cuando me quejo me tratan de loca, y no veo la hora de volver a tener una vida fuera de casa por mucho que los eche de menos…necesito desconectar!! Todo llegará, de momento cierto es que tenemos la suerte de disfrutar de nuestros bebés que el tiempo pasa volando! Un besito!

    1. ¡Exacto! Es así,al final encontraremos un ratito, aunque muchas veces somos nosotras mismas las que nos ponemos los topes para no hacer algo, pero en fin, al final todo merece la pena!!!

  3. Hola guapa!
    Me ha gustado leer tu post, sobre todo cuando hablas de belleza porque tengo unas raíces de cuatro dedos y nunca encuentro el momento de ir a la peluquería jaja
    Ya todo es diferente….
    La vida cambia por completo y de repente cosas que antes eran importantísimas están ahora en un segundo y tercer plano.
    Yo soy autónoma y la mayoría de los días trabajo desde casa lo que me hace estar 24h con mi hija y a veces me resulta agotador porque llevar su ritmo es imposible pero me compensa estar viviendo con ella cada minuto de su infancia.

    Antes de tenerla no tenía mucha vida social porque viajaba muchísimo por trabajo y casi siempre estaba de aquí para allá así que en eso no lo he notado la verdad.

    Por lo demás pues sí, sería maravilloso que los días tuviesen 5 ó 6 horitas más para que nos diera tiempo a todo pero va a ser que no tendremos esa suerte jejeje

    Así que, en resumen, no he renunciado a nada por ella. Simplemente mi vida ha cambiado y ya está. (La verdad es que la palabra “sacrificio” me ha chirriado siempre)
    Prefiero verlo asi! jejeje

    Un besazo guapa!!!

  4. Hola. …..al leer todos los puntos pensé q era de mi vida de la que hablaban jijji….que manera de sentirme identificada con cada uno de los puntos….soy mamá primeriza tengo una relación con mi pareja de 14años y tenemos una pequeñita de 9 meses…y valla q nos cambio la vida…..no cabe duda q es lo mas maravilloso del mundo y q no lo cambiaría X nada ….pero es un cambio brusco y si estabas acostumbrada a trabajar y trabajar y solo preocuparte de ti misma por 32 años si q cuesta acostumbrarse a dejarlo todo en segundo y hasta tercer plano…..con esto no digo q este a repentida eso nunca….pero no es bueno negar q cuesta muchos y q cuesta mucho dejar se ser una para ser otra mujer muy distinta a la q llevabas para todos lados…..mi pareja es de los q duerme plácidamente. …y si dispierta a saltos y pregunta te ayudo…es de los q al segundo despues de decirlo ya duerme otra ve jajajja. ….para terminar admiro a las mujeres q son madres y me admiro a mi misma por tener la fuerza de seguir día a día aunque todos estos puntos mensionados te depriman psicológica mente…no es facil ser mamita pero tus hijos lo merecen y te premien con cada avance tierno q van desarrollando. …es impagable ser parte de eso …me ayudó. mucho leer este blog sobre todo a darme cuenta q no soy la única q pasa por estos cambios….gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.