Mi blanqueamiento dental en COV Centro Odontológico Valenciano

¡Hola! Por fin os publico el post sobre cómo fue mi experiencia con el blanqueamiento dental en COV Centro Odontológico Valenciano. Me he esperado a pasar la visita tras el blanqueamiento para contaros con detalle todo el proceso.

Primero que todo os tengo que confesar que siempre he querido hacerme un blanqueamiento, pero nunca me había atrevido. ¿Por qué? por la falta de información que tenía sobre el procedimiento, por las opiniones de gente que decía que lo había pasado fatal y porque no había encontrado un centro que me transmitiera confianza para hacérmelo.

Descubrí COV de casualidad, como se descubren la mayoría de las cosas y lo primero que me llamó la atención fue la campaña #SonríeValencia que tienen en marcha. Con esta promoción están regalando 100 limpiezas dentales GRATIS y un 25 % de descuento en sus tratamientos. Con esa carta de presentación ¿cómo no me iba a interesar? A todo esto, si vosotros también queréis una limpieza gratis solo tenéis que entrar en este enlace y rellenar el formulario. Un miembro del equipo COV os llamará y concertará con vosotros una cita en la que tendréis

Pero vamos al grano y a lo que os interesa MI EXPERIENCIA, la cual voy a dividir en tres partes: La primera visita, el blanqueamiento y tras el blanqueamiento.

La primera visita

Tras concretar una cita con Damián (miembro del equipo COV) por teléfono, me personé en la clínica para mi primera visita. Nada más llegar me llamó la atención dos cosas: la luz que hay en la clínica y lo amplias que son sus estancias.

Pasé a la sala de espera, la cual tiene un mural precioso de la ciudad de Valencia y una pequeña zona infantil por si vais con peques… Y rellené todos los datos para formar mi historial dental (si tenía sensibilidad en los dientes, si fumaba, si había tenido problemas de encías, etc).

Tras pasar todas mis respuestas a la base de datos, Damián me hizo pasar a una sala pequeña para hacerme una radiografía de mi boca.

Una vez hecha pasamos a una de las consultas y juntos miramos los resultados. Me parece fundamental este paso porque te ayuda a conocer mejor tu boca y, además, es muy importante que te hagan una radiografía para ver con todo detalle si hay alguna caries, algún problema con algún diente, si se tendría que hacer alguna extracción…

Por suerte… ¡TODO EN ORDEN! Podía hacerme el blanqueamiento dental sin problema. Pero antes de empezar a blanquear los dientes, hay que limpiarlos bien. Por eso ese mismo día me hizo la limpieza dental. Normalmente se hace otro día, pero cuando concreté la visita le dije que mejor si lo podía tener todo el mismo día (a parte, voy a ser sincera, llevaba un año sin hacerme una y la necesitaba).

Así que salí con los dientes limpísimos y mi cita para el blanqueamiento.

El blanqueamiento

Pasemos a la segunda cita. Antes del blanqueamiento no hay que hacer nada específico. Seguir con una buena limpieza dental y ya está.

No negaré que ese día estaba nerviosa. Ya me había comentado Damián que el efecto secundario más común del blanqueamiento era la sensibilidad dental. Y, como os podéis imaginar, ¡¡temía estar una semana sin poder beber agua fría!! (y más con el calurón que tenemos ya en Valencia).

Pero eso vendrá luego, os cuento el procedimiento.

El blanqueamiento dental que me hicieron fue el clínico y tuvo una duración de 40 minutos aproximadamente. Este tipo de blanqueamiento tiene dos fases de 10-15 minutos cada una.

Pero antes de empezar las fases, Damián me puso en las encías una barrera protectora fotopolimerizable, aplicó un líquido que con la luz ultravioleta se endurece y el cual protege las encías del producto blanqueador.

Una vez protegidas pasamos a la primera fase. Aplicó Peróxido de hidrógeno al 40% por los dientes. Este tipo de ácido funciona en contacto con el oxígeno, pero para que penetre con más profundidad en el diente se le aplica luz ultravioleta.

Tras 15 minutos (en mi caso) de luz ultravioleta sobre los dientes, se retira el producto con el aspirador y agua y se repite otra vez el proceso (segunda fase).

Una vez finalizada la segunda fase, se elimina el Peróxido de Hidrógeno y la barrera protectora de las encías. El resultado me impactó. No esperaba ver los dientes tan blancos en 40 minutos, pero ¡así fue!

Tras el blanqueamiento

Una vez fuera de la consulta se debe seguir una dieta blanca estricta durante las 72 horas posteriores al tratamiento, ya que tras el blanqueamiento el diente se queda sin barrera protectora y si comemos alimentos que tiñen los dientes los manchará con mucha facilidad. Y si puede ser, se debe prolongar la dieta blanca durante una semana.

Pesé a lo que pensé en un principio, para mi no supuso ningún problema, entre los alimentos que se pueden comer está: el yogur, leche, arroz, pasta blanca, manzana, col, cebolla hervida, patata, carnes blancas (pollo, cerdo…), pescado, jamón de pavo, queso…

Y lo mejor de todo es que como he tenido que estar 1 semana sin beber café… ¡he rebajado mi adicción! jaja

Con respecto a la sensibilidad, lo pasé fatal el día que me hice el blanqueamiento, me daban como calambres en las encías, lo bueno es que me compré un gel que me ayudó bastante y lo mejor… ¡solo fue ese día! Al día siguiente nada de nada, ni una pizca de sensibilidad.

Otra cosa que se debe tener en cuenta tras el blanqueamiento es el cepillado, se debe hacer nada más terminar de comer y mejor si se usa una pasta de dientes protectora.

Dos semanas después del blanqueamiento se recomienda una visita para revisar las encías y el esmalte y comprobar que todo esté bien.

Esta fue mi experiencia y, la verdad, es que estoy contenta con el resultado. Mis dientes no son blancos, sobre todo los que van desde los “colmillos” hacia atrás, pero se me han quedado muy bien y, con el blanqueamiento, Damián consiguió reducir varios tonos y dejarlos ¡¡casi al tono más blanco!! Y los que van de los “colmillos” hacia delante han quedado… ¡PERFECTOS!

Y si vosotros tenéis idea de haceros un blanqueamiento, en COV lo tienen este mes al ¡¡50% DE DESCUENTO!! Así que no perdáis esa oportunidad y ¡a lucir sonrisa! ¡Ah! y si vais no olvidéis decir que vais de mi parte 😉

Sígueme en FacebookTwitterInstagramPinterest, Youtube y Google+

¿Quieres compartir este post?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.