Mi segundo embarazo

¡Hola! Parece ser que esto llega a su fin. Mañana llegamos a la Fecha Probable de Parto y está clarísimo que es la recta final, pero final de verdad porque llegará un momento en el que si no me pongo “sola” de parto me lo inducirán.

Empecé a compartir con vosotros la aventura de mi segundo embarazo el 27 de junio de 2017, cuando os anuncié que íbamos a ser uno más en la familia. Me encantó la acogida de esta gran noticia. Y aún fue mejor cuando os conté que sería niña. Aunque como ya sabéis yo tenía la manía de que era niño, jaja.

El embarazo empezó con un pequeño susto en la semana 8. Esto fue antes de soltaros el notición de que estaba embarazada. Fueron unas semanas “raras” y de hecho esa preocupación de “y si algo sale mal” me ha perseguido a lo largo de todo el embarazo. Dicen que el segundo embarazo se vive más tranquilo. En mi caso fue al contrario. Llegados a este punto del embarazo no voy anegar que he tenido una pequeña sombra de preocupación durante estas casi 40 semanas.

Más información que en el primer embarazo

En el segundo embarazo sabes más que en el primero y esto repercute para bien y para mal. Conoces casos en que todo ha ido de maravilla y casos que no han tenido un final feliz.

También es verdad que se tiene más práctica. Yo he reconocido muchos síntomas (aunque suelen aparecer otros nuevos) y ya había trucos que me conocía. Como los productos  para evitar las estrías o mejorar el ardor de embarazo.

Aunque, por supuesto, he probado nuevos productos que hace 3 años no tuve la suerte de probar, como el Dream Belt de Babymoov (que lo he usado para dormir durante TODO el embarazo) y he tenido la oportunidad de poder escuchar el latido de mi pequeña desde el sofá de casa.

Experiencias que hay que vivir

Durante estos 9 meses he aprovechado para vivir experiencias que durante el primer embarazo no viví, una porque no se dio la ocasión, como asistir a una boda embarazada. Y otras de las que me arrepentí de no hacerlas en aquellas 40 semanas y 5 días de gestación y que esta vez aproveché.

Una fue hacerme una sesión de fotos premamá con mi familia, la segunda fue tener una sesión Belly Painting y la tercera sacarme muchas fotos de mi barriguita y de su evolución a lo largo de estos meses.

Pero hay otras que he repetido, como tener una sesión de ecografía emocional o aprovechar el embarazo para llevar camisetas con mensajes molones.

Estar embarazada…

El embarazo tiene momentos positivos y bonitos y algunos que no lo son tanto, pero todo forma parte de la magia y el don de albergar vida en nuestro interior.

Sé que no me puedo quejar de mi embarazo, no he tenido malestar, ni náuseas, ni vómitos, aunque debo reconocer que ha sido más pesado que el primero por el mero hecho de tener ya una hija. Y, por supuesto, el final no está siendo igual…

Sobre las 36 semanas tuve una semana rara, notaba que el parto se me iba a adelantar (ahora me río al ver en qué semana estoy), pero en fin, la cuestión está en que me obsesioné mucho en que aguantara más y no naciera en el 2017 y fue una semana dura y triste. Pero fue llegar 2018 y cambiar el chip, el embarazo hay que vivirlo y disfrutarlo.

Ahora y, como hace 3 años y unos meses, solo me queda disfrutar cada segundo que me queda con un bebé en la tripa, grabar en mi mente cada patadita y ser consciente de que mi cuerpo está más que preparado para el momento del parto.

Gracias por acompañarme durante estas semanas.

Sígueme en FacebookTwitterInstagramPinterestYoutube y Google+

¿Quieres compartir este post?

One thought on “Mi segundo embarazo

  1. Me siento identificada…. Aunque apenas estoy empezando mi segundo embarazo ¡TODO! ha sido tan diferente y si hablamos de cansancio ayyy!!! la imposibilidad de dormir cuando me place me tiene irritable y es que con una hija de 2 años que quiere saltar cuanto charco imaginario encuentra ¡es bien difícil! pero aquí vamos!!!¡ Muchas bendiciones y éxitos ¡Todo va estar bien!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *