Mini pizzas de calabacín

¡Hola!
De todos es sabido que a la mayoría de niños les cuesta comer verdura, de hecho a mi me pasaba de pequeña, pero como muchos, una vez creces ya no tienes tantas manías jeje.
Hoy os quiero enseñar una receta molona y que es muy resultona, ya que a la vista de los niños son unas mini pizzas normales, pero en realidad la base está compuesta por calabacines, por tanto terminan comiendo verduras.
Como ya sabéis en mi casa aún no hay niños, pero alguna noche hago estas mini pizzas y ¡cenamos los dos de maravilla!
Es una receta muy, muy sencilla, solo necesitáis un calabacín, tomate triturado y lo que queráis ponerle encima, yo hasta ahora siempre le he puesto jamón york y queso y he espolvoreado un poco de orégano, pero estoy segura que con jamón y queso de cabra estará de vicio (lo probaré después de tener a E jeje)
Cortamos el calabacín a rodajas finas y las ponemos sobre una bandeja de horno, recordad poner un papel de horno para que no se peguen. Pintamos las rodajas con el tomate y colocamos el jamón york, el queso y el orégano.
Lo ponemos al horno (yo lo pongo a 200º con ventilador y abajo) y en unos 10-15 minutos, cuando el queso se haya fundido y las veamos doratitas, apagamos, sacamos, servimos y… ¡a disfrutar!

¡Así de sencillo!

¿Os animáis a prepararlas?
 Sígueme en FacebookTwitterInstagramPinterest y Google+

Un comentario sobre “Mini pizzas de calabacín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.