El periodo de oposición y las rabietas

¡Hola bonitos! Hoy os quiero hablar de dos nuevos “momentos” que estamos viviendo con E, uno es el periodo de oposición (o lo que es lo mismo el periodo del NO) y las rabietas. Ese periodo que es llamado por varias madres como aDOSlescencia.

rabi

Pero, ¿por qué los niños pasan por esta etapa? ¿Cómo debemos afrontar los padres la negación y las rabietas? 

Primero que todo hablaremos del periodo de oposición. Este aparece cuando el niño empieza a sentirse autónomo y quiere hacer las cosas por sí solo. Él se ve cada vez más independiente y nos lo quiere hacer saber. Es un periodo complicado porque por una parte debemos animarle a que haga cosas por sí solo, pero también debe cumplir las normas y debe hacer las actividades cotidianas que le pedimos (como recoger los juguetes).

Es por ello que debemos actuar con astucia cuando nos diga que no. Os pongo un ejemplo: Imaginad que llega la hora de salir de casa, hay que ponerle las zapatillas y nos dice que no. En vez de gritarle y forzarle podemos fingir que se las ponemos a su muñeco favorito y que vendrá el con nosotros a pasear.

Hay que tener paciencia (aunque a veces es complicado) y además hay que tener imaginación para conseguir trucos que eviten un enfrentamiento con él.

Pasemos a las rabietas. Éstas aparecen sobre los dos años aproximadamente y es una forma que tiene el niño de ponernos a prueba, por mucho que esto suene a que los niños son malos y que lo hacen para desesperarnos, no es así. No lo hacen con intención de fastidiarnos, simplemente aún no saben cómo expresarse o cómo manejar el enfado/frustación y su primera reacción es la de tener una rabieta.

¿Qué debemos hacer los padres? Seguro que conocéis u os han hablado de los pasos que hay que seguir ante una rabieta:

  1. Mantener la calma. Que no note que nos alteramos o que lo que hace nos está afectando.
  2. Ignorarlo. Este punto es muy fácil llevarlo a la práctica cuando se está en casa, pero cuando hay gente alrededor es más complicado. Puede ser en el supermercado, en un restaurante o en la calle. Si por ejemplo es en un restaurante, podemos salir con él fuera hasta que se calme.
  3. No ceder a sus requerimientos. Si consigue lo que quiere , ya no hay vuelta atrás y es probable que monte una rabieta cada vez que quiere algo. Si nos monta una super escena y hay gente es probable que alguna vez cedamos, pero debe ser algo puntual y no repetirlo.
  4. Pasar página. No volver a hablar de la rabieta y sobre todo no recordarla, decirles eso de “espero que hoy no montes la de ayer” solo hará que lo recuerde y lo estaremos animando.

Hay otros trucos para evitar que el niño tenga una rabieta y son:

  • Prevenir. Conocemos a nuestros hijos y en la mayoría de ocasiones podemos prever lo que va a pasar. Es por ello que es mejor prevenir que llegar a la rabieta. Por ejemplo: Si nuestro hijo nos monta la rabieta en el supermercado, antes de entrar le podemos nombrar  “jefe del carro”, él es el único que puede meter la compra en el carro, así lo podemos tener distraído mientras hace la compra porque está colaborando en la tarea.
    Otro ejemplo: Si sabemos que cuando pasamos por el parque nuestro hijo tiene pataletas porque quiere ir, siempre será mejor cambiar de camino y “prevenir” el pasar por el parque o anticiparnos y en cuanto veamos que llegamos al parque lo distraemos con un juego.
  • Elogiar sus buenos comportamientos. ¿A quién no le gusta que le digan que está haciendo las cosas bien? Deberíamos aprender a elogiar más a nuestros hijos, decirles que han recogido bien los juguetes, que se han portado de maravilla… Esto los hace felices y además ven que no solo les prestamos atención cuando hacen las cosas mal.

Por último, no debemos olvidar que todas las personas que están en contacto con el niño deberían seguir las mismas pautas para hacer frente a la rabieta y al no.

Y no olvidéis que por muy mal que lo pasemos… ¡al final pasan!

Image and video hosting by TinyPic

Sígueme en FacebookTwitterInstagramPinterest, Youtube y Google+

Un comentario sobre “El periodo de oposición y las rabietas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.