Polos de ciruelas amarillas

¡Hola!

 
Que los niños coman fruta es, a veces, una odisea. De hecho hay veces que les da por una y no hay forma de cambiar.
 
Para que sea más fácil esta tarea de incorporar frutas en su dieta, podemos jugar con el color y forma de las piezas e incluso crear otra forma más apetecible a los ojos del niño.
 
En verano que hace calor, podemos hacer polos de frutas, ya sabéis que los polos atraen mucho su atención, así que tenemos que aprovechar, además ¡son muy fáciles de hacer!
Hoy os quiero enseñar la receta de unos polos de ciruela amarilla que hice el otro día:
 
 
Para 6 polos:
20 ciruelas amarillas (tamaño pequeño)
Un chorrito de agua
Un chorrito de miel (se puede usar sirope de ágave)
6 poleras (estas las compré en Ikea)
Primero que todo pelaremos las ciruelas y les quitaremos el hueso. Una vez tenemos la pulpa de las ciruelas la metemos en un vaso o recipiente apto para la batidora y con esta las trituramos. La ciruela amarilla tiene agua, pero aún así echaremos un chorito de agua para que quede más líquida y tenga mejor congelación.
Este tipo de ciruelas son un poco amargas, a mi me gustan así, quedan unos polos con un sabor diferente, pero si queréis contrarestar ese sabor amargo podéis echar miel. 
 

Por último, rellenamos las poleras y metemos los polos en el congelador unas horas.

Para desmoldarlos, lo mejor es poner la polera en agua tibia, de manera que el polo de despegará un poco de la pared y lo podremos desmoldar con facilidad.

 Y ya tenemos nuestros polos de ciruela amarilla.

¿Qué os parecen?

Un comentario sobre “Polos de ciruelas amarillas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.