Por qué no debes rellenar las botellas de agua de tus hijos

¡Hola! Estos tres meses que he estado trabajando como maestra de PT en Infantil me he fijado en que la mayoría de niños lleva botellas de agua de plástico de las que compramos en el supermercado. Pero no solo eso, hay muchos que llevan botellas que han rellenado. Botellas que se ven mostosas, viejas, con la etiqueta medio rota y un color de plástico poco atractivo. ¿De verdad dejamos que nuestros hijos beban agua de ahí?

Muchos optamos por rellenar la botella porque pensamos que así contaminamos menos. No compramos más botellas, no tiramos botellas. Pero no nos damos cuenta que rellenar una botella de plástico de un solo uso no es lo más aconsejable. Vamos a ver qué por qué.

Por qué no hay que rellenar las botellas de plástico

La mayoría de botellas de plástico que podemos encontrar en máquinas expendedoras, supermercados o kioscos, están hechas para un solo uso. De hecho muchas de ellas tienen un símbolo o aparece en ella las palabras “no rellenable”.

Estas botellas no estan libres de BPA, un componente químico que se puede liberar sobre el contenido, pero la cantidad que podrían despendrer es tan mínima que no se considera un peligro. Entonces si no es por tema de químicos, ¿por qué no se recomienda?

Por algo más simple, son un nido de bacterias.

El  deterioro por el uso diario de una botella de plástico  puede provocar la rotura física del material. Rayazos, grietas o quiebras en el material poroso son el lugar idóneo para albergar bacterias. Si las botellas no son lavadas regularmente, en ella anidan microorganismos que pueden proceder de nuestra propia saliva, de nuestras manos  o del medioambiente.

¿Qué alternativas hay?

La alternativa menos contaminante y saludable, es usar botellas reutilizables. Esas que están hechas para eso. Además este tipo de botellas suelen ser más resistentes

Pero por mucho que sean reutilizables, debemos limpiarlas muy bien por el tema que hemos visto en el párrafo anterior.

Son tres los materiales más comunes que solemos encontrar y que además son una opción viable para los niños: el acero, el vidrio y el plástico libre de BPA.

Botellas de acero

El acero inoxidable es el material más seguro que podemos ofrecer a nuestros peques. No suelta sustancias, no se corroe, no cambia el sabor del agua y es resistente.

Si escogemos este material, debemos fijarnos en que el acero inoxidable sea para uso alimentario. Son varios los modelos que podemos encontrar para niños, algunas llevan boquilla o pajita.

Botella KollyKolla
Botella Nuby
Botella KollyKolla tapón cuadrado
Botella acero rosa, azul o morada

Botellas de vidrio

Este material es inerte y no varía el sabor de los líquidos que contiene.  Además es limpio, fácil de limpiar y se puede reciclar.

Pensaréis que es una locura darle una botella de vidrio a un niño, pero en el mercado podemos encontrar botellas con revestimiento para que no se rompan. Eso sí, hay que tener en cuenta que el vidrio es un material pesado.

Botella con funda
Botella flamenco
Botella conejito

Botellas de plástico libres de BPA

De estas podemos encontrar muchas en el mercado, con diferentes tamaños, aberturas, con boquilla, pitorro o pajita. Además suele estar hechas de un plástico resistente, con lo que no se deterioran tanto como las de un uso, aunque, como ya he comentado, hay que limpiarlas a menudo.

Botella verde rosca
Botella dibujos
Botella plástico colores
Botella Skip Hop

¿Qué tipo de botella llevan vuestros peques?

Sígueme en FacebookTwitterInstagramPinterestYoutube y Google+

3 comentarios sobre “Por qué no debes rellenar las botellas de agua de tus hijos

  1. Yo si las reutilizo, aunque antes de rellenarla, la limpio antes. Aún así, la tengo que cambiar cada poco. Lo que hace una compañera es guardar lo de beber, y se lo coloca a otras botellas de agua pequeñas (y más baratas). Cuando mi hija era más pequeña, si tenía una reutilizable (una de Skip Hop) y se le cayó al suelo y se rajó por abajo, ya que tenía agua y hacía más peso al chocar con el suelo. Si me gustaría comprar otra de nuevo porque aquella me fué muy bien. Besos

  2. En mi caso, cada semana reutilizaba una botella para los 5 días de cole. Las etiquetas duraban apenas un día, pero es un aspecto exterior y eso me daba igual. Limpiaba el tapón y por dentro la enjuagaba y dejaba escurrir cada día. Actualmente usan de plástico más o menos blando reutilizables, son de consum/carrefour y por ahora ya les está durando todo el curso escolar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.