Receta Masa de pizza con Harina de Espelta Integral

¡Hola! Como ya os comenté en otro post, estamos probando alternativas a la harina de trigo. Hace unas semanas os publiqué una receta de Magdalenas de espelta integral con chips de chocolate y hoy vuelvo con otra receta con esta harina.

Antes de empezar con la receta os tengo que confesar que nunca me han salido bien las masas de pizza, siempre me sabían mucho a pan o a levadura y quedaban muy gordas… Hasta que probé esta receta.

pies

Ya os digo que no sabe igual que la masa de pizza hecha con harina de trigo, primera y principal porque no es la misma harina y no puede saber del mismo modo.

Me daba un poco de miedo el sabor, pero la verdad es que sabe bien y cuando le pones los ingredientes es una pizza, de hecho E no ha notado gran cambio y se la come perfectamente.

Vamos al lío,  con los ingredientes que os cuento a continuación hay para dos pizzas de tamaño normal:

  • 250 gr de harina de espelta integral (yo la compré en Herbolario Navarro)
  • 160 ml de agua a temperatura ambiente
  • 7 gr de levadura en polvo de panadero
  • Una pizca de sal (aprox. 6 gr)
  • 2 cucharadas de aceite de Oliva

Echamos la harina en un bol y hacemos un agujero en el medio en el que echamos la levadura, el aceite, la sal y la mitad del agua.

Con una espátula vamos moviendo los ingredientes para que integren  y poco a poco vamos echando el resto de agua. Llegará un momento en que será complicado mover la masa con la espátula, así que es mejor pasar a las manos.  Amasamos la masa con las manos hasta que toda la harina esté integrada y no se quede suelta.

Pasamos la masa a una superficie plana enharinada y seguimos amasando. Una vez se nos haya quedado una bola homogénea, la ponemos en el bol que hemos usado antes y la tapamos con un paño y dejamos que la levadura actúe (No esperéis que la masa suba mucho porque no lo hace).

Una vez pasada la hora dividiremos la masa en dos bolas y hay  dos opciones:

  1. Enrollarlas en papel film y meterlas al congelador (para otro día). De forma que el día que las queramos hacer, sacaremos la masa antes para que se descongele (unas 2 horas) y procederemos a seguir el punto 2.
  2. Precalentar el horno a 180º con la opción arriba y abajo. Enharinar una superficie plana y extender una de las bolas con un rodillo hasta que quede una base fina. Hacemos lo mismo con la segunda.

P1030992

Una vez tengamos la base, solo tenemos que ponerle los ingredientes que queramos, por ejemplo: tomate, queso, champiñones y jamón york o tomate, atún, maíz y queso.

Metemos las pizzas en el horno y las horneamos durante unos 20 minutos. Veréis que la masa no cambia de forma ni se hincha, sino que se queda tal cual la habéis dejado.

Sacamos las pizzas, las cortamos y… ¡a disfrutar!

¿Os animáis con esta receta?

Image and video hosting by TinyPic

Sígueme en FacebookTwitterInstagramPinterest y Google+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.