Ser madre no es un cuento de hadas

¡Hola!

Necesitaba escribir este post y poner voz a muchas madres que sienten que su MATERNIDAD NO ES UN CUENTO DE HADAS
image

Cuando estaba embarazada recuerdo que estaba ilusionada, tenía ganas de conocer a mi bebé, notar su piel, verle la carita, sentirlo, verlo crecer… Me sentía la persona más afortunada del mundo, además la gente me ayudaba, se preocupaba por mi y mi pareja me dedicaba casi todos los días palabras bonitas.

Mi momento del parto fue muy bueno, pero hay un momento después del parto en que miras a tu bebé y piensas: “¿y ahora yo qué hago contigo? ¿sabré cuidarte?”. Desde el mismo momento en que nace nuestro bebé ya estamos decidiendo lo mejor para él ¿pecho o biberón? ¿y si pruebo el colecho? ¿será mejor tenerlo en bracitos?… Son miles las preguntas que pasan por nuestra mente y SIEMPRE, SIEMPRE intentamos hacerlo lo mejor que podemos.

El postparto es un HORROR, la gente te habla de su parto (que si pasó 12 horas, que si se desgarró, que fue cesárea, tal, cual…) y nadie te dice lo complicado que es el perperio, porque sí para mi fue duro, me costó adaptarme al bebé, tener que cambiar mis horarios, mi cuerpo no paraba de sangrar y mis hormonas iban revolucionadas. A todo esto suma el primer mes de lactancia y ya tienes la bomba atómica.

Ser madre es bonito, ver crecer a tu hijo/a que forma parte de ti es precioso, pero la maternidad no es cuento de hadas, ni mucho menos.

Al menos yo no lo veo así. Por supuesto no cambiaría por nada del mundo a mi hija, es lo más bonito y maravilloso que he hecho en mi vida y la amo con locura.

Pero si pediría tener más tiempo para mi, poder escuchar esa canción que tanto me gusta sin interrupciones, que alguien me preguntara cómo estoy, tener palabras amables y de ánimo de vez en cuando, que se respeten mis decisiones y que se me apoye.

Es complicado que los planes salgan como una desea cuando tiene un bebé, basta tener una idea de finde perfecto para que se ponga malito.

Nadie te cuenta lo sacrificado que es ser madre. Puedes tener la misma vida de antes, salir a tomar unas birras con amigas, ir de viaje o salir de compras, pero no pensarás igual, si vas de compras llegarás a casa con miles de cosas para el bebé y nada para ti, de hecho serás capaz de renovar el armario de tu pequeño y no comprar ni una mísera camiseta para ti.

Es IMPOSIBLE desconectar cuando dejas a tu bebé al cuidado de otra persona porque estás más pendiente de los whatsapp y de si se ha comido o no la papilla que de lo que estás haciendo. Luego hay dos tipos de cuidadores: los que te dicen la verdad y los que no. Los primeros son los que te dicen que no ha comido, que no para de llorar y que no hay forma de dormirlo. Y los segundos los que te dicen que todo va de maravilla (aunque no sea así y tú ni te lo creas), pero te dejan más tranquila.

Cuando eres madre TE DAS CUENTA de que TÚ ERES LA ÚLTIMA, lo antepones todo a ti. Siempre tu bebé es el primero, después piensas en tu pareja, en que esté bien y después (si te sobra tiempo) piensas en ti. Y si encima te quedas en casa (que no trabajas) suma el dejar casa como los chorros de oro.

Y después descubres que las mamás de las películas y los cuentos son perfectas, tienen la casa en orden, el marido contento y tienen tiempo de llevar el pelo y la manicura perfectas.

Tu en cambio te descubres sentada en un banco del parque con una raya en el pelo en la que podrían aterrizar aviones, tu hija durmiendo en el carro, pensando en las cosas que tienes que hacer cuando vayas a casa y “disfrutando” de la maternidad. Y para postre… Tu amiga/vecina/conocida te está contando que su hijo/a es una gloria bendita, que no llora, se lo come todo y encima se duerme solo… Y ahí tú ya ¡te quieres morir!

Madres del mundo: SER MADRE ES BONITO Y ES UN REGALO DEL QUE NO TODAS PODEMOS DIFRUTAR, PERO NO ES UN CUENTO DE HADAS.

Así que seamos realistas y disfrutemos de nuestra forma de ser madre, de lo bueno de nuestros hijos y de los retos que nos ponen cada día… Y aunque no recibas la medalla a mejor madre del mundo de parte de las otras personas, ser madre es el trabajo más complicado al que se enfrenta una mujer y piensa que ¡ERES UNA SUPER MADRE!

Image and video hosting by TinyPic
 
Sígueme en FacebookTwitterInstagramPinterest y Google+

11 comentarios sobre “Ser madre no es un cuento de hadas

  1. Cierto, no es un cuento de hadas y somos las últimas y nos decuidamos no porque queramos sino porque a veces no podemos, tienes toda la razón pero como bien dices, es lo más bonito del mundo y compensa con creces todo lo demás.

    Besitos y que sepas que creo que muchas pensamos como tú aunque a medida que van creciendo, la cosa va cambiando.

    1. Parece que lo hubiese escrito yo. Si a eso le añades que tu entorno alucina porque un día (un solo día) dices: que cansada estoy…y te preguntan con asombro que por qué ya te dan ganas de morirte.
      Tenias que haber añadido el daño que hace el entorno que no ayuda y se creen los mejores abuelos y tíos del mundo…Que solo se muestran atentos cuando hay reuniones familiares y nunca cuando les necesitas…yo lo vivo a diario y me esta consumiendo

  2. Que razón tienes!!! Y remarco varios puntos:
    1. Puerperio. A mi me pego el “mono” de hormonas de una manera brutal, me veía incapaz de gestionarlo, parece que no va a acabar nunca y solo tenía ganas de llorar desconsoladamente cuando supuestamente debía ser la persona mas feliz del mundo. Nadie dice nada de esto y no me parece ni real ni justo.
    2. Lactancia. Todos sabemos que es lo mejor del mundo para el bebe, que es muy bueno para la madre y que dar de mamar es lo mas bonito del mundo… Estoooo ¿perdona? El primer mes en ciertos momentos prefería parir 20 veces antes que prenderme al bebe en el pecho. Dolor extremo, desinformación, inseguridades… Lo volvería a elegir como método de alimentar a mi niña pero la información y el apoyo son FUNDAMENTALES!
    3. Maternidad en general. Todos soñamos con ese bebe que come y duerme, pero no todos son así; de hecho la mayoría no lo son. Tienes que entender las necesidades de tu retoño y saber que esa es su personalidad mas demandante, mas independiente, mas risueño… Y a partir de ahí mas todo lo que conlleva la maternidad reorganizar la vida. Aun estoy en este punto ya que mi minimonstruo es muy demandante pero lo superaremos porque somos súper mamás!!!
    Tal y como dices… No lo cambiaría por nada del mundo, ya no sé ni quiero pasar un día sin mi Martina!

  3. Jo,Nuria ,lo leo y parece que lo he escrito yo,cuánta verdad hay en este post.No cambio a Brutote por nada del mundo,pero cómo cambia la vida y qué duro es a veces.1 besazo y gracias por tu post

  4. Tengo una nena del mismo tiempo que la pequeña E y cuando lo he leído se me han saltado hasta las lágrimas. Me siento muy identificada , da gusto leer estas cosas, te das cuenta de que no eres la única que se siente desbordada y que aunque no trabajes estar las 24 horas pendiente del bebé agota includo más que cualquier trabajo.

  5. Lo leo y me recuerdo a mi misma hace 2 años. Mañana mi pequeño de 3 cumple años. Yo he empezado a encontrar tiempo para mi y vuelvo a ser la que era, y ahora disfruto de mis pequeños jugando y haciendo deporte, cantando, cocinando. Y si volviera atrás haría lo mismo, dormir con ellos, tenerlos en mis brazos..

  6. Pues mejor dicho imposible, yo adoro mis niñas y como dices no las cambiaría por nada, pero es verdad como te cambia la vida, las perspectiva de las cosas, ahora ya casi al cumplir ellas su primer añito he entendido que esto cambio ya no volveré a ser la misma, aunque regrese al mismo trabajo, me ponga la misma ropa o siga la misma rutina así que he aprendido a aceptar esta eatpa de mi vida y disfrutarla, no es fácil, no lo es pero es nuestra nueva vida, y que vida.. Hermosa claro!

  7. Mi bebe tiene 2 meses y yo llevo con cargo de conciencia por sentirme mal desde q nació… además las ganas de llorar mlas aguanto para no hacerlo delante del niño…qm parece injusto para él… y por supuesto delante de mi marido tpc…xq bastante he cambiado ya…y bastante se qja dmi falta d atención hacia él…para colmo, no tnemos familia dnd vivimos y paso sola cn el niño todo el día, la frase q m repito todo el dia es.. “todo pasa”…pero hay q ver hasta q pasa!!!!…..gracias por tu post, un bsazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.