Viajar a Croacia con niños: Parque Nacional Krka y Split

¡Hola bonitos! Como os comenté en el post Porque viajar a Croacia con niños te encantará, Croacia tiene varios parques naturales y uno de ellos es el Parque Nacional de Krka, el cual visitamos el segundo día de nuestra estancia en este país del Adriático.

Salimos de Rovinj y fuimos dirección Krka, fueron casi 4 horas en coche. No se puede ir hasta el parque en coche, así que fuimos hasta el pueblo más cercano y de ahí cogimos un barquito que te lleva hasta el parque.

DSC_0112

La entrada al Parque Natural de Krka cuesta 150 kunaspor persona y en esta entrada entra el transporte del barco que te lleva hasta el parque.

Nosotros no lo leímos, pero los barcos suelen salir cada hora, así que tuvimos suerte de que Miguel fue a ver de dónde se cogía el barquito y me avisó de que salía uno en ese momento, sino nos hubiéramos tenido que esperar… ¡una hora!

Las entradas al parque se pueden comprar antes de coger el barco o una vez se llega al parque, nosotros optamos por la segunda opción.

Un dato curioso sobre el parque es que la mayoría de gente que trabaja en él es gente joven, fue algo que me llamó la atención.

El Parque Nacional de Krka se caracteriza por estar formado por varias cascadas y rutas para descubrirlas. Aunque es famoso por poder bañarte en una de ellas, a la cual pusimos rumbo directo y ¡qué pasada!

DSC_0100

Como veis en las fotos hay una zona de acceso para que la gente se bañe y está delimitada por un cordón para que la gente no vaya hacía la cascada, pero aún así la sensación que se tiene al bañarse tan cerca de una cascada así impresiona.

Tras el baño dimos una vuelta por el parque, pero no nos dio tiempo a ver mucho porque aún teníamos el trayecto de coche hasta Split, el cual duró más o menos una hora.

DSC_0102

Al llegar buscamos el apartamento donde nos quedamos esa noche, el cual, en mi opinión fue el peor de todos por el tema limpieza (sinceramente se podrían esmerar un poco más).

Tras dejar las maletas salimos a pasear por Split, la cual sorprende por sus murallas y por su casco antiguo, el cual está formado por callecitas estrechas y por una plaza que no deja indiferente a nadie.

DSC_0114

Dimos una vuelta por sus calles y cenamos en la Pizzeria Portas, la cual me recomendó Desmadreando. La comida está riquísima y el precio fenomenal, aunque nosotros tuvimos la mala pata de no poder estar en la terracita que tienen (es súper cuqui) y nos tocó dentro, pero sabemos que se puede reservar mesa, así que si vais a Split os recomiendo reservar una mesa en la terraza de Portas.

Tras la cena seguimos con nuestro paseo. Split tiene mucha vida por la noche, los restaurantes, bares, heladerías y sus calles estaban repletas de gente. Aunque el ambientazo por la noche se concentra en el paseo marítimo que está al lado de las murallas, allí aprovechamos para pedirnos un heladito y oye ¡qué bueno! Típico helado casero en el que no se notan polvos, ¡cómo lo disfrutamos!

DSC_0141

Después de nuestro heladito pusimos rumbo hacía el apartamento para descansar, al día siguiente ¡tocaba descubrir nuevos lugares de Croacia!

Os dejo el VLOG de este día:

¡Besos!

Image and video hosting by TinyPicSígueme en FacebookTwitterInstagramPinterest, Youtube y Google+

Un comentario sobre “Viajar a Croacia con niños: Parque Nacional Krka y Split

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.