Viajar a Londres con un bebé

¡Hola!

Hemos estado en Londres del 15 al 19 de marzo. Era nuestro tercer viaje en avión con E y nuestra primera visita a la capital inglesa.

Decidimos volar en estas fechas huyendo de las fallas y aprovechando los días festivos que teníamos esa semana.

Y ahora os preguntaréis ¿Qué tal ha sido nuestra experiencia de viajar a Londres con un bebé? Antes de empezar a contar nuestro viaje, os comento que Londres no es barata, el vuelo si lo miráis con tiempo os puede salir bien de precio, para que os hagáis una idea nuestro vuelo de ida nos costó 71 € los tres (Los bebés pagan las tasas del vuelo, unos 20€). 

¿En qué aeropuerto aterrizar? Como ya os conté en el post Volar a Londres con un bebé, Londres tiene 4 aeropuertos, depende de la aerolínea aterrizareis en uno u otro, en ese mismo post tenéis la información para salir de los aeropuertos de Gatwick y Stansted que son los que usamos nosotros.

¿Dónde alojarse? Tal vez este sea el punto más complicado. Como ya he dicho Londres no es una ciudad barata y eso se nota en el precio del alojamiento. Nosotros nos quedamos en un apartamento en la zona de Kensington-Chelsea.  (Parada de Earl’s Court) El apartamento tenía salón comedor, baño, cocina totalmente equipada y la habitación (con cama de matrimonio y una cuna de viaje para E).  Esta es una buena zona para alojarse y en nuestra calle habían unos 5 hoteles.
Cogimos un apartamento por comodidad, ya nos alojamos en un “apartahotel” en nuestro viaje a Bruselas  y el tema de tener cocina viene genial cuando tienes un bebé por dos razones, una porque le puedes hacer la comida y otra porque cuando viajas con un bebé y hace frío, en cuanto anochece buscas refugio, así que terminas haciendo la cena en el apartamento y con esto te ahorras bastante. Nosotros hemos hecho todas las cenas del viaje en el apartamento, teníamos un supermercado cerca donde comprábamos cada día lo necesario.

DSC_0282

¿Cómo desplazarse por la ciudad? El metro es la mejor opción para desplazarse por Londres, no hay atascos y es rápido. Para usarlo necesitáis un billete de metro de día o una Oyster Card, yo os recomiendo la segunda. Es una tarjeta de plástico que recargas antes de efectuar los viajes. Nos costó 66£ las dos tarjetas (una por persona) y con este dinero nos duró 3 días, después la volvimos a recargar. Lo bueno de la tarjeta es que si no usas todo el dinero que has cargado en ella, te lo devuelven a través de unas máquinas que hay en el metro, por lo que recuperas el dinero que no has usado. Con esta tarjeta podéis desplazaros con el metro, tranvía, buses e incluso algún tren.

¿Qué visitar? En Londres hay mucho que ver. En nuestro viaje a Ámsterdam descubrimos los free tours y en este viaje teníamos claro que lo íbamos a hacer. El primer día como llegamos y ya estaba a punto de anochecer aprovechamos para ver Piccadilly iluminado.

DSC_0004

Fue el segundo día cuando hicimos Notting Hill, un barrio que mucha gente nos recomendó, pero a nosotros nos defraudó un poco, nos gustó más nuestro barrio que ese, podéis encontrar el Portobello Market que según el día tiene unos puestecitos montados u otros, tiene página web dónde podéis mirar horarios y qué hay cada día. Tras ver esto fuimos paseando hasta Hyde Park para dar una vuelta por el parque y ver los patos y cisnes. Posteriormente hicimos el Free Tour en el que nuestro guía nos explicó muchísimas curiosidades de la ruta de los Palacios, empezamos desde Covent Garden (Una plaza muy bonita que tiene un pequeño centro comercial).

DSC_0053

De ahí fuimos a Whitehall, Trafalgar Square, Columna de Nelson, Galería Nacional. Palacio de Buckingham (en el cual sabemos que estaba la reina porque ondeaba la bandera de la monarquía), Bunker- Gabinete de Guerra de W. Churchill. Parque St. James, Downing St. 10 (casa Primer Ministro, es una calle cerrada al paso, por lo que no se ve ni la fachada de la casa), y terminamos en la abadía de Westminster y como estaba al lado vimos el parlamento y el Big Ben y en el otro lado del río el London Eye, al cual no subimos por el precio elevado que tiene.

DSC_0232

DSC_0091

DSC_0125

Londres es conocida por tener varios mercaditos y los que más nos gustaron fueron el Borough Market que tiene puestecitos de comida, panaderías, fruta, verdura, pasta fresca… Es un mercado muy parecido a los que podemos encontrar por aquí y Camden Market que está compuesto por muchas tiendas, pequeños restaurantes y puestecitos de comida, este es uno de los mercados y barrios más pintoresco y curioso de Londres, en mi opinión estos dos mercados son visita indispensable.

DSC_0178

DSC_0188

Una de las atracciones turísticas que más nos gustó fue el Tower Bridge, me pareció muy bonito este puente y además se puede cruzar perfectamente desde la torre de Londres a la zona donde está el ayuntamiento de la ciudad.

DSC_0172

La zona nueva de la ciudad está compuesta de edificios altos, entre ellos cabe citar el edificio Shard,  el edificio  20 Fenchurch Street y el edificio 30 St Mary Axe, nosotros paseamos un ratito por sus calles llenas de gente entrajetada y con prisas.
Regent Street y Oxford Street son las calles más comerciales de Londres y en la primera podéis encontrar la Juguetería Hamleys, la cual tiene 5 pisos y recorrimos entera mientras E jugaba y cotilleaba los juguetes que habían expuestos para probar.

DSC_0270

IMG_3365
Muchos de los museos de la ciudad son gratuitos y si os sale un día de mucho frío (como fue nuestro caso) o un día lluvioso, pueden ser una opción B perfecta. Nosotros visitamos el British Museum y el Science Museum, para ir con niños mejor el segundo.

Y si buscáis unas vistas diferentes y gratuitas de la ciudad os recomiendo las que hay en la azotea del centro comercial One New Change  que está al lado de la catedral de St. Paul. Y por supuesto no olvidéis dar una vuelta por la zona del Big Ben al anochecer para verlo iluminado.

¿Dónde comer/cenar? El tema comida es un tema un poco complicado. E no quiere potitos, ya no le molan las papillas, así que a la hora de comer teníamos que tener en cuenta que ella también lo tenía que hacer… Aunque ningún día comió de lo nuestro, sino que a la hora de la comida comía un poco mal (rosquilletas, fruta, algun sandwich…) y las cenas las hacíamos más completas porque la cocinábamos nosotros en el apartamente y siempre era a nuestro gusto (aquí E sí que cumplía). Comer en el Borough Market o en Camden Market es muy buena opción ya que hay muchos puestecitos y hay comida riquísima (nosotros lo hicimos) y está muy bien de precio.

DSC_0179

DSC_0182

Después por Londres encontraréis muchos restaurantes, la mayoría un poco más elevados de lo que encontramos por aquí, pero os puedo asegurar que hay variedad de restaurantes y comida de todo tipo.

¿Hay baños con cambiadores? Los hay, si viajas a Londres con un bebé, seguro que los buscas, pero en algunos de ellos tienes que pagar, como por ejemplo en el de Covent Garden. Pero hay otros que son gratuitos y disponen de zona para cambiar al bebé, algunos de ellos son: los baños de Borough Market, los baños de la M&M’s Store, los baños de Hamleys, los baños de Camden Market y los del centro comercial One New Change. Por supuesto deben haber más, pero estos son los que conocimos nosotros.

Como veis Londres es un buen sitio para viajar con bebés y niños ya que ofrece un amplio abanico de cosas que visitar ¡Espero que os haya gustado el post!

¡Besos!

Image and video hosting by TinyPic
 
Sígueme en FacebookTwitterInstagramPinterest y Google+

Un comentario sobre “Viajar a Londres con un bebé

  1. Hola! Ojalá me puedas ayudar dándome tu opinión. Vamos a viajar a Londres con mi bebé. Cómo hiciste para ir en el bus o metro con la sillita de bebé? Es fácil? Es que nosotros fuimos hace unos años solos. Y recuerdo mucha gente en el bus y metro, no me acuerdo haber visto gente con cochecitos de bebé para saber cómo lo hacían.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.